sábado 04 de diciembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Gremiales | 12 nov 2021

La UKRA advirtió que "se perjudicarían 26.000 kioscos bonaerenses" por un proyecto de ley presentado en la Legislatura bonaerense

Entrevista al secretario general de la entidad Adrián Palacios


Un proyecto de ley, presentado por el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense Federico Otermin, busca prohibir la venta y exhibición de cigarrillos y vapeadores en kioscos que estén a menos de cien metros de las escuelas así como también prohibirá la exhibición de publicidad de productos relacionados al tabaco en dichos comercios.

La Unión de Kioskeros de la República Argentina (UKRA) advirtió que, con dicho proyecto, "se perjudicarían 26.000 kioscos bonaerenses ya que se los obligaría a realizar gastos en reformas y habría una caída en los ingresos además de eventuales cierres".

Según la UKRA, las pérdidas de puestos de trabajo alcanzaría a unos 80.000 trabajadores y advirtió que se fomentará el mercado negro y los canales no habilitados para la comercialización de cigarrillos, cigarros y otros productos o dispositivos que contengan tabaco o émulos de los mismos, mientras que el rubro legal verá complicarse su grave situación económica derivada de la pandemia, con una caída en las ventas que llegó al 80%. 

Al respecto, la entidad afirmó que la actual ley nacional de control de tabaco 26.687 y la ley bonaerense 13.894 son suficientes y señalaron que no fueron consultados sobre el tema a pesar de haber presentado una nota a la presidencia de la Cámara de Diputados a cargo de Federico Otermín.

En diálogo con Info Blanco Sobre Negro el secretario general de UKRA, Adrián Palacios, destacó que el proyecto tiene dos temas puntuales con los que no están de acuerdo. "Uno es que prohíbe a los kiosqueros que están a menos de cien metros de un establecimiento educativo vender productos vinculados al tabaco, pero a 101 metros sí". 

"Eso a nosotros nos parece ilógico pero además porque la venta de tabaco contribuye a que se vendan otros productos como gaseosas, chicles, caramelos, no es que solamente vienen a comprar un paquete de cigarrillos", destacó Palacios, y agregó que dentro de quienes estarían afectados por el límite de los cien metros hay unos quince mil kioscos registrados de la provincia que "entre seis y ocho meses tendrian que bajar la persiana y trasladar todo su fondo de comercio a 101 metros". 

"Históricamente los kiosqueros tenemos la concientización de que no se venden cigarrillos a menores de años, hay carteles de prevención y alentamos a que se pida  el documento de identidad si hay dudas de que el comprador sea mayor de edad", agregó el dirigente de UKRA. 

Por otro lado, la normativa también prohíbe la exhibición de publicidad vinculada a cigarrillos en los kioscos, que tienen que estar en unos muebles específicos que cuestan entre 15 y 20 mil pesos.

Al respecto, Palacios sostuvo que "un producto que no se ve en el kiosco es un producto que no se vende y los productos elaborados con tabaco hay arriba de 200, desde importados hasta nacionales, y no le podemos ir nombrando al consumidor todos los que tenemos; el legislador quiere que los pongamos en una hoja A4 y eso es imposible de comercializar". 

Con respecto al eventual crecimiento de la comercialización ilegal que advierten en la UKRA si se aprueba este proyecto parlamentario, el dirigente manifestó que "en la actualidad hay diversos canales online que comercializan tabaco sin estar registrados para hacerlo y sin pagar impuestos al contrario de la situación de los kiosqueros bonaerenses que sí lo están y compran por los canales oficiales". 

"La gran mayoría del mercado ilegal proviene de Paraguay, Chile, Bolivia y Brasil, y son productos que no tributan en la Argentina y no sabemos que tabaco contienen, en muchos casos han encontrado pasto o excrementos de rata, y aparte es una competencia ilegal para nuestro sector", añadió Palacios. 

"Hasta el momento no fuimos convocados por ninguna de las comisiones de la Cámara de Diputados que está tratando el tema, la UKRA tiene setenta años de personería jurídica y no se nos convocó. Sí participamos de los debates en la Cámara de Diputados nacional cuando se la ley del tabaco donde aportamos el tema de la prevención del tabaquismo, los famosos carteles que están en las cigarreras de nuestros kioscos y que todos los años son renovados por el Ministerio de Salud", sostuvo el secretario del gremio de kiosqueros.

Finalmente, el dirigente advirtió que si el proyecto se aprueba tal como está dichos carteles van a dejar de existir además de que la provincia no habilita ningún canal de prevención del tabaquismo en los kioscos, que son más de cuarenta mil en territorio bonaerense, y nosotros queremos colaborar para que haya un médico que atienda dicha problemática y que tengamos en nuestros kioscos las fuentes de contacto para que aquellos vecinos que quieran salir de la adicción al tabaco tengan un profesional a mano". 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias