jueves 09 de diciembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Cultura | 12 nov 2021

Mujeres detenidas en dos cárceles trabajaron solidariamente en favor de entidad que asiste a 110 niños en Los Hornos y Ringuelet

En las Unidades 8 y 33 de La Plata



En dos cárceles mujeres privadas de libertad en La Plata hornearon y decoraron galletitas para niños necesitados, informó el Servicio Penitenciario Bonaerense. Fueron entrgadas a una entidad benéfica que asiste a 110 niños en Los Hornos y Ringuelet.

El nuevo gesto solidario tuvo lugar en las Unidades 8 y 33 y la entrega de la producción se efectuó el jueves en la sede del Centro Conin en 73 y 152 de la capital provincial.

 

 

"En la Unidad 8 las internas elaboraron y hornearon las galletitas y en la Unidad 33 las privadas de libertad decoraron y empaquetaron la producción, en una iniciativa que se enmarcó en el programa Más Trabajo, menos reincidencia, que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires" destacó el SPB.

"Nutrir La Vida" es una asociación civil sin fines de lucro que emplea la metodología Conin para luchar contra la desnutrición infantil y de manera integral, brinda asistencia a niños de 0 a 5 años y a sus familias en riesgo social.

Actualmente sostiene dos Centros: Conin La Plata 1 (Los Hornos) y Conin La Plata 2 (Ringuelet), y cuenta con 110 niños, beneficiarios directos del Programa.

 

 

En ese marco,las internas alojadas en las Unidades 8 y 33 de Los Hornos colaboraron solidariamente con la causa que lleva adelante Conin 1 y elaboraron galletitas para ser entregadas con los bolsones de comida que se distribuyen semanalmente entre las familias que asisten al Centro. 

La coordinadora de los centros Conin de La Plata es Celeste Furlotti,  licenciada en Nutrición. La voluntaria explicó que “cuando un niño o niña ingresa al Centro, se le abre una historia clínica para comenzar a trabajar la desnutrición de manera multidisciplinaria con toda la familia, principalmente con las mamás que están a cargo de esos niños".

 

 

"Con ellos trabaja un equipo interdisciplinario muy completo dada la característica multicausal de la patología: pediatría, nutrición, psicopedagogía, psicología, trabajo social, fonoaudiología, y también odontología con estudiantes y docentes de la UNLP. También trabajamos con importantes Laboratorios y Centros de diagnóstico por Imágenes de la ciudad de La Plata para la realización de los estudios necesarios", agregó.

La Dirección de Niñez en Contexto de Encierro del SPB, representada por su titular Andrea Bartolomé y por María Teresa Iribar  coordinó la iniciativa con Furlotti y el equipo interdisciplinario de las Unidades 8 y 33 de Los Hornos para la entrega del trabajo terminado.

 

 

En el sector Panadería de la Unidad 8, cinco internas se encargaron de la elaboración y horneado de las galletitas. Al respecto, la subdirectora de Asistencia y Tratamiento Belén Olguín, subrayó el compromiso de las mujeres a la hora de ayudar: “Las internas brindan una especial dedicación cuando trabajan para ayudar a niños que lo necesitan”, remarcó. 

Por otro lado, las privadas de la libertad alojadas en el pabellón materno infantil de la Unidad 33, embarazadas y/o con niños menores a cuatro años, tuvieron a su cargo la decoración de las galletitas.

 

 

"Estuvieron en cada uno de los detalles de la decoración y realizaron las  bolsitas donde colocaron la bollería con tarjetas e inscripciones alusivas a los Derechos de la niñez, temática tratada durante todo este mes en los Talleres tratamentales que brinda la Unidad", explicó la directora del establecimiento, Carina González.

Las familias asisten a CONIN de manera semanal con jornadas que duran aproximadamente 3 horas. Una vez allí, las mamás participan de dos talleres -uno de oficios y otro de promoción a la salud- mientras los niños y niñas son evaluados por el equipo de psicopedagogas y profesionales, en la sala integral con juegos de estimulación acordes a su edad.

Finalmente, realizan los controles de salud en los distintos consultorios. La periodicidad de los controles depende de cada situación en particular: los de rutina se hacen de manera mensual y luego varían según la patología y grado de desnutrición. 

 

 

Durante la charla que acompañó el encuentro, Andrea Bartolomé, felicitó a las integrantes del Centro. Destacó  su compromiso diario con la niñez y valoró el trabajo de manera conjunta con el SPB mediante actividades tendientes a mejorar la calidad de vida de los pequeños y pequeñas de los barrios de los alrededores de la Unidad. "Los muros no nos impiden el trabajo en redes para llegar a familias que lo necesitan", dijo.

Al final del encuentro las familias recibieron los bolsones con la ayuda del CONIN, esta vez con un obsequio de parte del SPB y las internas que con dedicación y esfuerzo lograron nuevamente trabajar de manera colectiva para ayudar a la comunidad.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias