viernes 28 de enero de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 4 dic 2021

El 5 de diciembre es el Día del Ciclismo en honor a Remigio Saavedra que unió Mendoza con Buenos Aires en bicicleta

Fue el 13 de noviembre de 1943 y lo repitió 38 años después en esta fecha


El 13 de noviembre de 1943, Remigio Saavedra realizó la hazaña de unir Mendoza con Buenos Aires, y lo repitió, un 5 de diciembre, 38 años después. En honor a la hazaña se constituyó “El Día del Ciclista” en Argentina. 

Este día nos da el puntapié inicial para realizar una breve historia de la bicicleta, que se sitúan después del año 1800. En un artículo de Josep Puig i Boix titulado "La bicicleta: un vehículo para cambiar nuestras ciudades" (Papeles), se señala que un antecesor de este medio de transporte fue el celerífero, inventado por el conde de Sivrac poco antes de la revolución francesa y fue mejorado por K. F. von Drais quien inventó la rueda delantera orientable, dando nacimiento a la célebre Draisienne, una especie de bicicleta sin pedales.

No obstante, la historia del velocípedo no empieza sino hasta 1851 cuando dos carreteros parisinos —Pierre Michaux y su hijo Ernest— tuvieron la idea de fijar dos pedales en la rueda delantera de la Draisienne.

Así, con una rueda de un metro e diámetro se obtenía un desarrollo de tres metros, con lo que efectuando 30 vueltas de pedal por minuto se obtenía una velocidad de 5 km/h, la misma velocidad que caminando deprisa.

A este nuevo artefacto se le denominó velocípedo. Para hacerlo más veloz se pensó en agrandar la rueda delantera motriz pero perdía estabilidad.

Hacie 1880, en Inglaterra se había puesto en circulación una nueva palabra —bicycle— para denominar estos nuevos ingenios de dos ruedas y que los franceses tradujeron por bicyclette.

El invento que supuso el lanzamiento de la bicicleta como un artefacto para cubrir las necesidades de desplazamiento de las personas fue el sistema de transmisión mediante cadena, plato y piñón (obra del francés Guilmet y del británico H.J.Lawson -1879, aunque mejorado por H.Renold -1880).

Antes de 1900 se habían desarrollado todos los elementos que configuran la bicicleta en su forma actual: la dinamo, los neumáticos, el tensor de cambio, la rueda libre, entre otros.

El peso de un biciclo Rutge (1884) apenas superaba los 10 kilogramos. La bicicleta de J.L.Starley (1885), a quien Lawson vendió su patente y actualmente en un museo londinense, no sorprendería a nadie si hoy día se sacara a la calle pues su aspecto es muy parecido al de una bicicleta moderna: ruedas con cojinetes y radios cruzados, transmisión por cadena y sillín de cuero provisto de una suspensión muy lograda.

En los comienzos del siglo XX, la bicicleta ya había adquirido su forma definitiva. Los progresos posteriores, después del invento del cambio de velocidades, han sido mínimos hasta muy recientemente con la introducción de las ‘mountain-bikes’ y de las bicicletas eléctricas. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias