domingo 16 de enero de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 9 dic 2021

Día contra la Corrupción: “No probéis el veneno puesto en la lengua, es tan difícil como manejar el dinero del rey sin probar una parte”, decía un brahmán indio

Lo declaro la ONU en el 2003. El 9 de diciembre se celebra a nivel mundial.


“Quienes compran la elección a un cargo se afanan por desempeñar ese cargo de manera que pueda colmar el vacío de su patrimonio”, señalaba Cicerón.

En el siglo IV a.C., el brahmán Kautilya y el ministro del rey indio Chandragupta Maurya escribieron un libro sobre el arte de gobernar titulado “Arthashastra”.

 

 

Según Kautilya, contemporáneo de Aristóteles, quien gobierna debe utilizar cualquier medio para lograr sus objetivos mientras que las reglas propias del rigor y la honradez parecen válidas, al menos en sustancia, para los súbditos. (Breve historia de la corrupción, Carlo Brioschi).

Entre las sentencias del brahmán la más célebre es la que marca la dificultad de probar la falta de honradez de un funcionario público, que asemejó a la de averiguar “cuánta agua puede beber un pez que nada libremente en el agua”.

 

 

“No probéis la miel o el veneno puesto en la lengua, es tan difícil como manejar el dinero del rey sin probar al menos una pequeña parte del mismo”, se puede leer en “Arthashastra”.

Desde el año 2003 cada 9 de diciembre se celebra en todo el mundo el Día Internacional contra la Corrupción, una efeméride creada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de frenar y eliminar en todos los países miembros los actos corruptos por parte de aquellos hombres y mujeres que se aprovechan de un cargo para enriquecerse a costa de los demás.

Según la ONU cada año se pagan aproximadamente un billón de dólares en sobornos sin contar que se calcula que durante el mismo período se suelen robar 2,6 billones de dólares mediante la corrupción, lo que implica el 5% del Producto Interior Bruto mundial.

“La ética en la gestión pública es hoy considerada por muchos como una monserga moralista que ni siquiera los más puros se plantean y quienes defienden sus principios son tachados de románticos, trasnochados o utópicos impenitentes”, señaló el ex juez Baltazar Garzón en el prólogo del libro “Breve historia de la corrupción”.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias