jueves 20 de enero de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 3 ene 2022

Murió el padre de Miguel Bru, el estudiante de Periodismo secuestrado, torturado y asesinado el 17 de agosto de 1993

En el hospital San Juan de Dios de La Plata


En las últimas horas se conoció la noticia de que Néstor Bru, papá de Miguel, falleció en el hospital San Juan de Dios de La Plata a causa de una enfermedad que venía padeciendo y se agravó.

Néstor transitó una lucha junto a su esposa Rosa Schonfeld por la aparición de hijo Miguel, el estudiante de Periodismo secuestrado, torturado y asesinado el 17 de agosto de 1993, cuyo cuerpo sigue desaparecido. Sus restos serán velados este lunes en Sepelios Avenida en el horario de 18 a 21 horas.

"Con profunda tristeza despedimos a Néstor Bru, papá de Miguel y compañero de toda la vida de Rosa. Junto a su familia peleó para que se haga justicia por la desaparición de Miguel y encontrar sus restos", expresaron dese la Asociación Miguel Bru,

Te vamos a extrañar siempre Néstor, no vamos a bajar los brazos y seguiremos la lucha con tu familia para encontrar a Miguel. Buen viaje Néstor, amigo querido", concluyeron. 

Miguel tenía dos años cuando sus padres, convencidos de que en la ciudad tendrían más oportunidades que en el campo, decidieron emigrar de su terruño. Barajaron dos opciones: en Punta Alta conocían a un militar que le había ofrecido al padre de Néstor trabajo para su hijo; por otra parte, un hermano mayor de Rosa había conseguido empleo en la fábrica automotriz Kaicers en la ruta 2 y les escribió diciendo que había más puestos de trabajo por cubrir.

Néstor y Rosa Schonfeld, mamá de Miguel, vivieron en la localidad de Pigue, donde él trabajaba en una empresa contratada por el municipio para hacer la instalación de la red de agua corriente y cloacas. Cuando nació Miguel pensaron que lo mejor era probar suerte en la ciudad, se mudaron a Berisso y luego a La Plata. 

En 1974 Néstor trabajó un tiempo para una empresa pero lo despidieron y consiguió un trabajo temporal como chofer de colectivo: transportaba obreros a la fábrica Peugeot en El Pato o alumnos a escuelas de la zona. Los fines de semana se hacía unas horas extras llevando turistas a la Basílica de Luján.

Además, trabajó como mecánico y funebrero hasta que terminó, en abril de 1977, en la Policía Bonaerense como agente de la Agrupación Servicios.

De aquella época recuerda haber hecho frecuentes viajes a Córdoba conduciendo un colectivo para buscar armas y municiones que, Néstor presume, eran utilizadas para actividades represivas del gobierno militar.

Luego trabajó en la empresa de colectivos Expreso City Bell conduciendo todas las tardes una unidad de la línea 273. Después se pasó a la firma Unión Platense, operadora de la línea 214. 

En 1989 Néstor revistaba en la comisaría Décimoprimera de Ringuelet, donde tuvo como compañero al por entonces cabo Justo José López, luego condenado por el crimen de Miguel. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias