jueves 20 de enero de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 5 ene 2022

Emprender un nuevo negocio: La mercería mayorista


Ser emprendedor es un gran desafío y una experiencia que requiere gran esfuerzo pero que puede llegar a rendir grandes frutos. Comenzar un nuevo negocio y lanzar al mercado tu propia marca puede resultar una hazaña apasionante, sin embargo, resulta muy habitual que los emprendedores no sepan bien cuáles son los primeros pasos que tiene que dar.

Si estás buscando abrir tu propia mercería, este artículo puede resultar de gran utilidad ya que te ayudaremos con los tips necesarios para emprender tu negocio. Aquí podrás descubrir y conocer todo lo que necesitas para lanzar tu propio local.



Primeros pasos


Antes de materializar cualquier negocio resulta primordial realizar una investigación de mercado, aunque sea mínima. No es necesario contratar empresas costosas para esto, puedes hacerlo por tu cuenta; tan sólo es necesario analizar cuántos negocios similares al tuyo (o sea, los que podrían ser tu competencia) existen en un radio de 600 metros a la redonda. Una vez que hayas obtenido este dato, podrás saber con quién estarás disputando la clientela.

También debes analizar el costo y el valor de venta de los productos más solicitados; en el caso de una mayorista de mercería  la ganancia suele obtenerse de la venta voluminosa de productos económicos.



Tipos de productos que se comercializan en una mercería

Este tipo de negocio se dedica a vender artículos relacionados a la lencería, a la costura, al tejido y a las manualidades sobre tela y otros tipos de tejidos. La mercería suele ser un local particularmente atractivo para la mayoría de las mujeres, ya que se dedican a embellecer, adornar, y a corregir prendas de distintas formas y técnicas.

La mercería mayorista se dedica a proveer los materiales que los locales minoristas necesitan, los cuales abarcan principalmente:

- Artículos para costura, como por ejemplo: hilos, cintería, agujas, botones, dedales, etc.
- Artículos para el tejido, como por ejemplo: lanas, agujas, bastidores, ganchos, etc.
- Adornos textiles, como por ejemplo: pasamanería, bordados, encajes, lentejuelas, flecos, etc.
- Repuestos textiles, como por ejemplo: hombreras, rodilleras, coderas, etc.
- Artículos de lencería, como por ejemplo: ropa interior femenina y masculina, pijamas, medias de lycra, etc.

Por supuesto, hemos destacado aquí los productos principales; los que habitualmente se encuentran en la mayoría de las mercerías, pero eso no quiere decir que sean los únicos productos que este tipo de negocio puede vender. Existen muchos otros productos que pueden ser comercializados, todo depende de lo que decidas que tu negocio vaya a ofrecer.


Rentabilidad

Al momento de emprender tu negocio debes considerar que tipo de rentabilidad podrá ofrecerte. La rentabilidad de una mercería va a depender más que nada del volumen de ventas, ya que los productos son en su mayoría de precios bajos. Esto significa que, para que tu negocio sea rentable, deberás enfocarte en vender grandes cantidades de productos.

Seguramente, el margen de ganancia por producto será relativamente baja, por lo tanto, el beneficio del negocio será en función de la cantidad de unidades que se venda de cada producto. En síntesis, lo que te permitirá obtener un margen adecuado para que tu negocio se sostenga, serán las ventas voluminosas.


Marketing digital

Hoy en día es fundamental figurar en las redes, ya que es el lugar indicado para contactar a miles de clientes potenciales. Aunque tu proyecto sea abrir un local físico, es fundamental figurar en las redes, incluso si eliges el rubro de la mercería. Las redes sociales son grandes canales de comunicación y difusión, por lo tanto, publicitar tu local en ellas es una gran forma de posicionar tu negocio y generar una comunidad con tus clientes.

Estar al día con las tendencias virtuales hace que tu negocio sea más visible. Puedes generar contenido sobre cómo usar determinados productos, o guías que indiquen el paso a paso para confeccionar o reparar ciertas prendas. Cualquier consejo que ayude a los clientes a sacarle el máximo provecho a los productos que vendes.

No sólo es importante ofrecer tus productos a través de todas las redes sociales disponibles, también es ideal habilitar una tienda virtual para vender a través de una página web. Existen plataformas que permiten crear una tienda virtual sin necesidad de conocimientos de programación y a un bajo costo.

 



 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias