domingo 07 de agosto de 2022 - Edición Nº 29.188

Política | 15 ene 2022

De padres a hijos, entre hermanos o con diferentes vínculos parentales, la política se comparte cada vez más entre familiares


La política atraviesa la vida de muchos militantes a muy temprana edad, y el deseo o el placer por practicarla duran toda la vida, y generalmente se comparte en familia.

Así como en muchos clanes los hijos “heredan” las profesiones de sus padres, la política no suele ser la excepción y hay muchos casos en la Provincia de Buenos Aires que así lo demuestran.

El debate y el intercambio de ideas fueron quedando relegados por la subordinación y la verticalidad. La sumisión obsena casi no causa vergüenza entre pares,  y son cada vez más requeridos los operadores y cajeros que los que ordenan lo colectivo, le intentan imprimir una línea de acción coherente, piensan alguna estrategia o analizan la coyuntura.

También hay que decir es que no tiene nada de malo que padre e hijo, hermanos o compañeros de vida compartan la actividad política, algo que sucede en los grandes partidos de la Argentina como el radicalismo, el socialismo o el peronismo, por mencionar los tradicionales.  

Basta retrotraerse al primer gobernador bonaerense tras el retorno de la democracia en el país, el radical Alejandro Armendariz, que compartió la actividad política con su hijo homónimo, Alejandro, que actualmente es el presidente del Concejo Deliberante de Saladillo, distrito en el que su padre también fue concejal en el año 1954.

Si bien no es familiar de sangre, cabe destacar que la cónyuge de Armendariz (hijo), Alejandra Lordén, actualmente es diputada provincial por la séptima sección electoral.

Otro caso resonante en la provincia de Buenos Aires de familias que comparten actividad política son los Cafiero, en la que Antonio fue Gobernador bonaerense entre el 1987 y 1991. gestión que compartió con su hijo Mario (que fue secretario general de la Gobernación).

Antonio Cafiero también fue el padre de Juan Pablo Cafiero, ex diputado nacional y fundador del Frente Grande, ex ministro de Desarrollo Social de la Nación y ex embajador argentino en el Vaticano. Además fue abuelo de Santiago Cafiero, actual canciller del país, cargo que también ocupó Antonio entre los años 1952 y 1955. Y padre de Mario, ex funcionario del INAES y militante de diversos partidos, incluso uno trotskista, el MST. 

También hay casos similares en las intendencias. Uno de esos casos es el que ocurre en General Alvarado, donde en el año 2003, tras vencer al radicalismo local, asumió la intendencia el dirigente peronista Tomas Hogan.

Hogan estuvo al frente del municipio hasta el 2007 y luego lo sucedió su hijo en el 2007, que estuvo hasta el 2013 cuando dejó el cargo para asumir como senador provincial tras el triunfo de Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires. Padre e hijo militan en las filas del Frente Renovador.

De todas formas el poder quedó en familia, porque en el 2013 asumió el cargo de Intendente Germán Di Cesare, yerno de Tomas Hogan y cuñado de Patricio, que estuvo hasta el 2019. Actualmente la Intendencia está en manos de Sebastián Ianantuony, ajeno a la familia pero del mismo espacio político, aunque Di Césare sea diputado provincial por la Quinta .

En esa sección, pero en el Partido de La Costa, también se da otro caso de padre e hijo que compartieron el mismo sillón. Se trata de Juan y Juan Pablo De Jesús, ambos dirigentes del peronismo.

El primero fue Intendente entre 1983 y 2007, cuando fue sucedido por su hijo Juan Pablo, que había sido secretario general del municipio en el 2006 y mandatario entre el 2007 y el 2019, año en el cual fue reemplazado por Cristian Cardozo.

 

¿Y por casa?

En la región, hay dos familias icónicas que detentaron el poder. Una de ellas es la familia Bruera con Pablo, Gabriel y Mariano, siendo el primero de ellos Jefe Comunal entre 2007 y 2015 y el segundo concejal y diputado provincial.

La otra es la de Mario y Nicolás Secco. El primero es Intendente de Ensenada desde el 2003, comparte la pasión política con su hijo Nicolás, concejal del distrito y secretario adjunto del Sindicato de Empleados Municipales, cargo que heredó del papá.

Párrafo a parte merecen los Castagneto. Carlos (papá) fue viceministro de Desarrollo Social y diputado. Ana Herrán (mamá) fue funcionaria en el mismo ministerio y concejala del Frente de Todos (antes de Unidad Ciudadana). Y Gastón (hijo de papá y mamá Castagneto) fue concejal de los mismos partidos, por un período. 

 

En zona norte también

Otro caso de padre e hijo que compartieron el sillón de la intendencia se dio en San Isidro con el dirigente radical Melchor Posse, que gobernó el distrito entre 1983 y 1999, y luego lo sucedió su hijo Gustavo, que será intendente hasta el 2023 en principio.

En la localidad de San Fernando, cerca de San Isidro, sucede lo mismo con una familia de signo peronista. Es el caso de Luis Andreotti, que fue Jefe Comunal entre el 2011 y el 2019, cuando fue sucedido por su hijo Juan.

Un poco más al norte, en San Nicolás, están la familia Passaglia donde el padre (Ismael) fue mandatario local entre 2011 y 2017, y luego fue sucedido por su hijo Manuel.

Cerca de la localidad bonaerense que limita con Rosario está San Pedro, donde también se dividen el poder padre e hijo. En ese caso son los Salazar. En el 2015 asumió Cecilio, que renovó el cargo en el 2019 y el año pasado dejó el cargo a su hijo Ramón, que era concejal.

Bajando nuevamente y ubicándonos en el conurbano bonaerense está la familia Mussi. En dicha localidad gobernó entre 1987 y 1994, y luego entre 2003 y 2010, Juan José Mussi; que fue sucedido en dicho año por su hijo Patricio entre los años 2010 y 2019, cuando el padre tomó las riendas del poder municipal.

 

Hermanos hermanados

Pero no sólo entre padres e hijos se divide el poder , sino también entre hermanos.

Tal el caso que se da en Pehuajó con Pablo y Avelino Zurro, aunque en ese caso no compartieron el sillón de Intendente sino que uno es Jefe Comunal desde el 2007 (Pablo) mientras que el otro (Avelino) fue diputado provincial por la cuarta sección y actualmente es secretario de Municipios de la Nación.

Lo mismo sucede en Chivilcoy entre los hermanos Britos, donde Guillermo es Intendente desde 2015 y lo seguirá siendo hasta 2023, mientras que Fabio es diputado provincial también desde el 2015.

Padres e hijos, hermanos pero también marido y mujer, tal el caso de lo que pasa en Cañuelas con Gustavo Arrieta y Marisa Fassi. En 2007 él asumió como Intendente y ella como concejal, aunque Fassi siempre ejerció cargos en el Ejecutivo. Arrieta fue reelegido en 2011 y 2015. Ella fue elegida concejal en el 2007, 2009, 2011 y 2015.

Arrieta fue Intendente de la localidad entre el 2007 y el 2011, año en que fue reemplazado por su pareja, ya que asumió como Ministro de Asuntos Agrarios de la provincia.

Entre marzo de 2016 y diciembre de 2017 Fassi también asumió como Intendenta interina porque su compañero asumió como diputado nacional. En 2019 ganó las elecciones para la Intendencia de Cañuelas y reemplazó a Gustavo Arrieta, que actualmente es administrador general de Vialidad Nacional.

Estos son algunos de los casos en la provincia de Buenos Aires donde familiares comparten la pasión política, que forman parte de una larga lista en la que están la familia Menem,  la familia Kennedy y la familia Gandhi. En un plano más tercermundano, rasca y periférico se podría mencionar en ese lote, también, al matrimonio entre Eduardo y Chiche Duhalde, por ejemplo. 

Es que el vínculo entre lo familiar y lo político en este período de la Argentina es inagotable. Victoria Tolosa Paz es esposa del mejor amigo del Presidente Alberto Fernández (José Albistur), nada es casual. Y el presidente del PJ bonaerense nunca militó en el PJ bonaerense, pero es hijo del ex presidente de la Nación, Néstor Kirchner y de la ex Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. Como dice esta última, todo tiene que ver con todo

El embajador en España es Ricardo Alfonsín, hijo de Don Raúl, aunque haya sido desgnado por un gobierno peronista, o del Frente de Todos para ser más precisos. 

En Lomas de Zamora una parejita viene en escenso: el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín, y la Ministra de Ambiente de la Provincia de Buenos Aires, Daniela Vilar. 

Y la lista sigue, con cuces de lo más extraños. La senadora nacional por la provincia de Buenos Aires de juntos Galdys González es esposa del ex presidente de la cámara de diputados bonaerense Manuel Mosca. 

Otro amor amarillo que no se puede eludir en el recuento es el de Mariano Salvai (ex mano derecha de María Eugenia Vidal) y Carolina Stanley. 

Pero la que resulta de novela, intrigante y hasta tuvo su videíto prohibido es la relación de pareja de la vicegobernadora Verónica Magario y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza. Sin dudas, la dupla afectiva por naturaleza más vinculada al peronismo bonaerense, y la más poderosa del momento detrás de los Kirchner, claro está. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias