sábado 02 de julio de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 19 ene 2022

En La Plata crece el negocio de los "coleros" y una vecina decidió abrir su propia pyme dedicada al rubro

"Me encantaría formar una empresa del estilo de Glovo", señaló a este medio


Ante las largas filas para hisoparse con el objetivo de poder detectar si se tiene o no COVID-19, en las últimas semanas aparecieron en la Ciudad de Buenos Aires los llamados "coleros" que se ofrecían hacer esa fila a cambio de una tarifa. 

La Plata no es la excepción y una vecina platense encontró en la posibilidad de "tarifar la fila" una salida laboral aunque en su caso no sólo lo haría para quien necesite hacerse un testeo sino también para aqueilos que tengan que realizar cualquier tipo de trámite y no quieran esperar tanto tiempo como es la costumbre en la ciudad. 

 

                    

 

La emprendedora se llama Nahir Nazrala y es de Córdoba. Actualmente vive en La Plata y decidió emprender su "empresa" hecha "por ella" y así lo señaló en uno de los grupos de Facebook donde promociona su nuevo trabajo.

"¿Tenes que hacer trámites y andas con el tiempo justo? Te ofrezco la solución de mi empresa hecha por mi, te hago la fila de todo el trámite para que llegues y te atiendan como si llegaras y no hubiera nadie, no perdés el tiempo y haces las cosas más rápido, no dudes en conectarte conmigo",  publicitó en las redes sociales Nahir. 

En la Ciudad de Buenos Aires los precios varían entre los 400 y 1.000 pesos por turno, en el caso de las filas para hisoparse y según las características del caso. De hecho, se podrían encontrar anunciantes en Mercado Libre. En el caso de la vecina platense, ella está cobrando 200 pesos la hora y la tarifa incluye gastos del colectivo. 

En diálogo con Info Blanco Sobre Negro, Nahir manifestó que la idea la tiene en mente hace "muchos años" y la pensó mientras ella misma hacía la fila en los bancos o para hacer cualquier tipo de trámite y notaba que "no se terminaba más".

"Cuando era chica un señor me pagaba por hacer la cola para inmigrantes en Córdoba, me daba 50 pesos cuando tenía 16 años", recordó la vecina de La Plata, y aseguró que le "encantaría formar una empresa del estilo de Glovo pero en vez de llevar pedidos tener gente en los puntos donde haya más colas y donde la gente requiera el servicio porque capaz está apurada o no lo puede hacer, o no se quiere arriesgar por el COVID-19". 

El nuevo emprendimiento de la vecina platense tuvo buenos augurios por parte de la gente, como Macarena que le deseó buenos augurios y "mucho éxito y bendiciones".

Un emprendimiento más en el marco de una crisis económica que afectó a mucha gente y de la que cada una de las personas a las que afectó intentó salir de ella, y aún lo intenta, de la mejor manera posible y según las herramientas con las que contaba o cuenta. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias