martes 24 de mayo de 2022 - Edición Nº 29.188

Opinión | 21 abr 2022

Concurso en arquitectura: “Soy arquitecta: Un premio a las prácticas diversas”

Existen varias iniciativas que ponen en cuestión la naturalización del ser “arquitecto” o “arquitecta”. El concurso “Soy Arquitecta” es uno más entre tantos.


Por Mariana Segura (©)
Arquitecta, urbanista y feminista

 

La transformación en el vocabulario y en las prácticas profesionales sobre políticas de género se ven reflejadas en distintas instituciones, colegios profesionales y en las diferentes facultades del país e incluso es materia de estudio en los variados laboratorios de investigación.

El Colegio de Profesionales de la Arquitectura de Jujuy, antiguo Colegio de Arquitectos, (cuyo cambio de nombre no es menor ya que ahora se incluye a las mujeres), comenzaron a crearse diversos espacios de trabajo como el colectivo de mujeres “Soy arquitecta”; pasando por proyectos de investigación como “Un día, una arquitecta” o el  programa “Urbanismo, Arquitectura y Diseño (UNC /UNT/ UBA)”.

De este modo, un grupo de profesionales trabaja intensamente en la creación de Talleres de Acceso a Derechos y Género del colegio de Arquitectos de la provincia de Buenos Aires (CAPBA); como así también la constitución de colectivas performáticas de transformación del espacio público. Las colectivas que se organizan en distintas facultades de arquitecturas y el “Encuentro de Mujeres Arquitectas” (EMA) que en poco tiempo se realizara en Mendoza la cuarta edición. 

En ese contexto, día atrás se entregó el “Premio Nacional Soy Arquitecta 2021-2022, que se trata de un espacio organizado por iniciativa de Cayetana Mercéy y un gran equipo de diferentes ciudades del país que se fueron sumando para poner en valor a las profesionales del sector.

“Soy Arquitecta” se propuso poner en marcha un premio nacional, respetando exigencias de la materia e incluyendo la posibilidad de un jurado internacional. En general, en arquitectura los premios privilegian la competencia y entronizan la figura de “arquitecte” estrella, invisibilizando las diferentes ocupaciones y profesionalidades de “les arquitectes”. La organización de estos premios, posiblemente cambie los enfoques de los premios, señalan desde la organización. “Un antes y un después, aunque el después se demore un poco.

 

Concurso “Soy arquitecta”

Un equipo integrado por Victoria Baeza, Claudia Faena y Paula Lavarello, trabajo exhaustivamente definiendo seis categorías: Técnica, Activista, Formadora, Desarrolladora inmobiliaria, Diseñadora y Proyectista. El sistema de postulación combinó la autopostulación y la presentada por otra colega.

Una vez lanzado a nivel nacional, el Premio 2021/2022, que tuvo 313 postulaciones pero solo 170 fueron seleccionadas. Con un jurado de preselección nacional, integrado por el equipo del Premio y tres arquitectas de otras provincias, Maite Fernández (Rosario), Gueni Ojeda (Córdoba) y Ximena Molina (La Rioja). En esta segunda instancia se seleccionaron 68 arquitectas para las seis categorías.

Luego, la conformación del jurado internacional, con la participación de Natalia Brener (Uruguay), Gloria Cabral (Brasil-Paraguay), Inés Moisset (Argentina), María Samaniego (Ecuador) y Galia Solomonoff (Argentina-EE. UU), trajo variedad de miradas y experiencias. 

Finalmente en la exposición de las juradas quedo expuesto que los diferentes trabajos parecían competir entre sí sino complementarse, mostrando aspectos profesionales originales, innovadores y sensibles a la vez.

La última categoría en quedar firme como un tema en crecimiento fue la categoría de Activista. El equipo encargado de darle forma al premio, dudaba si, siendo una categoría fuerte, iba a haber trabajos de arquitectas que estuvieran a la altura. Sin embargo, las nueve preseleccionadas, mostraron que el compromiso por la transformación del mundo también está en nuestras filas.

Las arquitectas ganadoras por categoría fueron en Técnica: Flavia Rondina, de Córdoba y Mariana Quiroga, de CABA; En Formadora: Martha Alonso Vidal, CABA y  Liliana Taramasso, provincia de Buenos Aires; en Proyectista: Mónica Bertolino, Córdoba; Diseñadora: Cecilia Kesman, Córdoba y Constanza Chiozza, CABA; Desarrolladora: Melina Spinetta,  Rosario, Santa Fé; en Activista: Mariana Segura, provincia de Buenos Aires y  Lorena Córdoba, de Tucumán.

“De este modo, las arquitectas fuimos reconocidas y hemos podido contar quienes somos, que no se nos confine a una sola identidad y que podamos mostrar nuestros trabajos con orgullo, ya que no hay una sola forma de ejercer la profesión (eso sería patriarcal) y que, en cada forma, hay creatividad, tiempo y esfuerzo, estudios y prácticas, y todas valen la felicidad de ser premiadas. Somos parte de un proceso colectivo que nos antecede y que continuará, en el cual, no podemos dejar de nombrar a Ana Falú como pionera y maestra en estos temas”.

 

 

(©) Consultora en Planificación Urbana y Territorial. Docente de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNLP. Actualmente Directora de Mejoramiento de Barrios y PROMEBA de la provincia de Buenos Aires.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias