martes 17 de mayo de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 27 abr 2022

Fueron a romper todo para arreglar una escuela, nunca más volvieron y ahora en Villa Elisa preparan un corte sobre el Camino Centenario

El drama de la comunidad educativa de la Escuela 14: alimentos en mal estado, falta de gas y un edificio que se cae a pedazos.


Este jueves dialogamos con una mamá que envía a su hijo a la Escuela 14 de Villa Elisa, ubicada en la calle 423 entre 6 y 7.

Nos contó que a principios de año, personal de la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) de la Provincia de Buenos Aires se acercó al colegio para resolver problemas edilicios, "rompieron todo y nunca más aparecieron".

Entonces empezaron a recibir la comida para los alumnos en viandas, ya que la cocina del establecimiento había quedado destrozada.

Hasta ese momento el reclamo que seguían llevando a la DGCyE era que regresaran los trabajadores a terminar de reparar las instalaciones, para garantizar que cuando empezaran las clases los chicos pudieran comer lo que preparaba, año tras año, la cocinera del lugar.

Nunca volvió nadie. Pero en cambio comenzaron a recibir un menú que fue de mal en peor. Y encima se quedaron sin gas a poco de que empiece el invierno. 

 

 

En ese contexto se puso en contacto con la redacción de Info Blanco Sobre Negro una madre, Lorena de Merelez.

"Preferimos hablar nosotros, los padres, para que no sea sancionado ningún docente del colegio. Y si el lunes no hay respuestas claras de parte de las autoridades iremos a cortar a las 16 horas el Camino Centenario, a la altura de calle 423", adelantó la entrevistada por este medio.

También contó la dura situación por la que atraviesan: "Ayer el Servicio Alimentario Escolar (SAE) nos entregó empanadas crudas, y tenemos fotos de sánguches de milanesa en mal estado que le dieron a los alumnos días atrás. Otra vez llevaron sánguches de queso y tomate, pero con el tomate verde", dijo, y destacó: "La comida podría preparse acá, como se hizo toda la vida. Además a los chicos siempre les gustó lo que prepara la cocinera y los docentes reconocen que siempre fue comida de buena calidad". 

"Pero no es sólo el problema que comenzó cuando los trabajadores dejaron a medio arreglar la cocina. El colegio, en cuanto a lo edilicio, está destruido y se viene abajo", continuó. (VER FOTOS)

 

 

Además, detalló que "en octubre del año pasado se acercaron desde la Dirección de Escuelas y dijeron que era mejor no empezar con los arreglos porque ya recomenzaban las clases”.

“Tuvieron dos años para resolverlo, pero en ese momento alegaron que iban a volver en el verano para que los chicos no perdieran días de estudio.  Y nunca más se los vio,  hasta que volvieron en marzo. Entonces destrozaron las instalaciones y dejaron la cocina fuera de servicio. En el Consejo Escolar no nos quieren recibir ni representantes del oficialismo ni de la oposicón, porque dicen que somos padres de alumnos y ellos dialogan con autoridades solamente.   Ahora los chicos necesitan alimentos sanos y que el colegio reconecte el gas para que tampoco sufran con la llegada de los días fríos", concluyó la entrevistada. 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias