martes 17 de mayo de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 4 may 2022

En la casa matriz del Banco Provincia hubo colas de 150 metros y la atención al público estuvo a cargo de la Policía

Unos 25 uniformados daban indicaciones a los clientes. ¿Por qué Sergio Berni no usa ese personal para manejar patrulleros en vez de hacer una convocatoria tan ruidosa?


Por: Susana Ibañez

Este miércoles en la entrada de calle 6 entre 46 y 47 del Banco Provincia había cuatro empleados de la entidad sonrientes y ubicados uno al lado del otro como siameses. Estaban distendidos y charlaban con los uniformados que ocupaban casi toda el ala de calle 6 y la totalidad del hall central, cuyos cajas estaban todas cerradas. 

Durante toda la jornada tan sólo hubo 8 ventanillas que atendían a la totalidad de los clientes. Para esa pobre tarea destinaron la zona de atención ubicada en calle 6 esquina 46, donde llegaban de a decenas los clientes, todos asesorados, vigilados y atendidos por policías de la provincia de Buenos Aires. 

La versión oficial que Info Blanco Sobre Negro pudo recabar fue que se trataba de "un día normal" y que no hubo acciones gremiales que ameritaran semejante destrato en la atención al público. 

Dos horas de cola tuvieron que hacer jóvenes, adultos y adultos mayores, con o sin chicos, para llegar desde el portón principal de calle 7 hasta la zona de cajas que funcionaba sin demasiado vértigo, por otra parte. .

En tanto discurrían las dos horas necesarias para acabar con el trámite de cobrar unos pesos, toda la fila hablaba por teléfono y navegaba por internet, aunque eso sí: no estaba permitido sacar fotos.

La medida se debe explicar, probablemente,  por una cuestión de coquetería. Porque si se podía gritar al parlante de cada celular resultaba absurdo que la policía controlara la toma de imágenes de aquella larga y lenta fila.

Lo comprobamos al momento de tomar la foto que acompaña esta nota, pese a haber sido autorizados por una de las personas más parlantes en ese lío general, que obviamente era policía

Finalmente, intentamos dialogar con un asesor que "el BAPRO puso a disposición de sus queridos y pacientes clientes", pero aunque era uniformado estaba un escalón más abajo de los miembros de la bonaerense. Era quien daba indicaciones en la salida de calle 46 y trabajaba como agente de una empresa de seguridad. Estuvo de pie durante horas y asesoraba a los clientes, probablemente por un salario que con suerte alcance al 30 por ciento que el que perciben los afiliados a La Bancaria. Cosas de este país maravilloso. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias