martes 24 de mayo de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 13 may 2022

Este viernes se conocerá la sentencia a los represores Jorge Garachico y Miguel Ángel Etchecolatz por la causa Arana II

Los represores están siendo juzgados por el secuestro y tormentos aplicados a Jorge Julio López -desaparecido desde 2006- y a otras seis personas.


Este viernes, cerca de las 14 horas, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 dará a conocer la sentencia a los represores Jorge Garachico y Miguel Ángel Etchecolatz en la causa Arana II, quienes dijeron sus últimas palabras en horas de la mañana de hoy. Los fiscales generales de la causa son Hernán Schapiro y Gonzalo Miranda, y los auxiliares fiscales son Ana Oberlin Juan Martín Nogueira.

Los represores están siendo juzgados por el secuestro y tormentos aplicados a Jorge Julio López -desaparecido desde 2006- y a otras seis personas que permanecieron en cautiverio en centros clandestinos que funcionaron en la localidad de Arana, una zona suburbana al suroeste de la capital provincial.

El ex director de Investigaciones de la Policía bonaerense, Miguel Osvaldo Etchecolatz, está acusado por los secuestros, tormentos y homicidios de dos hombres.

Cabe destacar que Garachico fue jefe del servicio externo de la Unidad Regional de La Plata durante la dictadura cívico militar eclesiástica. Estuvo en Chubut durante muchos años desempeñándose como directivo de una empresa de casinos en Esquel y Puerto Madryn.

En 2006, cuando fue señalado por Julio López como torturador, Garachico se fue de Madryn y se mantuvo prófugo hasta 2012, cuando fue detenido en Mar del Plata. Ya cuenta con una condena a prisión perpetua por el homicidio de Marcelo Bettini, padre del exembajador argentino en España Carlos Bettini.

En la puerta de los Tribunales Federales de 8 y 50 en La Plata, donde  se lleva adelante el juicio, algunos organismos y militantes de Derechos Humanos aguardaban en la puerta. Entre estos últimos estaba Rubén López, quien dialogó con Info Blanco Sobre Negro.

"Esperamos perpetua", pidió López, y en relación a la marcha de los juicios de lesa humanidad sostuvo que "vienen lerdos ya que este juicio se inició en el 2013 y fue iniciado en base al del 2006, o sea que tardaron siete años en llevarlo a juicio y casi diez para llevarlo adelante y 46 años después de los hechos cometidos".

"Todos aquellos que fueron sobrevivientes o tienen familiares desaparecidos tardaron 46 años en conseguir justicia, en los pocos casos donde se logró que los genocidas fueran condenados, todos sometidos a derecho, con la posibilidad de decir sus últimas palabras y con abogados", agregó el hijo de Jorge Julio López.

Por último, Rubén López se refirió a la causa sobre la desaparición de su padre y aseguró que "no ha tenido avances". "Si bien el fiscal Schapiro nos contó que están haciendo un montón de cosas y en estos dos años se hicieron algunas investigaciones, pero lo que hicieron hasta ahora no sirve y no porque no hayan tenido buenas intenciones sino porque no da frutos".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias