lunes 04 de julio de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 21 may 2022

Desde la organización "Plataforma Socioambiental" denunciaron que la aprobación del trigo transgénico "es un avance del agronegocio"

A propósito de la autorización para su comercialización 


El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, a través de la Resolución 27/2022 de la Secretaría de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional, autorizó el 11 de mayo pasado a la empresa Bioceres a comercializar semillas, productos y subproductos del trigo transgénico HB4, que presenta la característica de ser resistente a la sequía.

La firma de esta resolución se da en el contexto de aprobación de la importación de harina y derivados de trigo transgénico en Brasil, Australia y Nueva Zelanda, y la aprobación en China de la soja HB4. 

Al respecto, un grupo de productores agroecológicos de la provincia de Buenos Aires, que ya habían presentado un recursos de ámparo para suspender el trigo transgénico, adelantaron que volverán a presentar medidas tanto en la justicia provincial como federal.

Por su parte, la organización Plataforma Socioambiental (PS) denunció que "el contexto de crisis climática, pandemia y conflicto armado en Ucrania es usado como excusa para avanzar con esta liberación comercial".

"La propuesta de solución de problemas productivos no es consistente, especialmente si tenemos en cuenta los muy malos rendimientos que tuvo el trigo HB4 en 2021, publicados en un informe del Instituto Nacional de Semillas", manifestó el colectivo de asambleas y organizaciones.

"Esta autorización significa un avance del agronegocio sobre la alimentación y la agricultura de nuestros pueblos. Viene de la mano de la presión para la modificación de la ley de semillas como lo han manifestado el ministro Julián Domínguez y representantes de la empresa Bioceres en el sentido de la privatización", reclamaron desde Plataforma Socioambiental.

"No vamos a aceptar esas presiones. Nuestra obligación, una vez más, es denunciar y resistir estos intentos privatizadores, por todas las vías posibles", concluyó PS. 

Cabe destacar que la empresa Bioceres desarrolló el trigo transgénico en sociedad con la científica Raquel Chan, del CONICET y la Universidad Nacional del Litoral. La académica rechazó los argumentos que alertan (como consecuencia de su transgénico) de más desmontes, desalojos campesinos-indígenas y mayor uso de agrotóxicos, entre otros aspectos negativos.

Por último, también vale recordar que el Ministerio Público Fiscal había solicitado detener de inmediato el avance de la siembra y comercialización del trigo transgénico de la empresa Bioceres por advertir que fue aprobado de manera irregular, en violación de leyes ambientales y administrativas. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias