viernes 19 de agosto de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 29 jun 2022

Más libertarios se alejan de Milei: el Kyle Rittenhouse no cree en su armado electoral, ni que Argentina "tenga una solución por la vía democrática"

Se sumaron a la ola de críticas de antiguos seguidores del líder de La Libertad Avanza. "Inexorablemente están las condiciones dadas para que esto de ninguna manera pueda prosperar, porque (los seguidores de "El Peluca") se están armando de una manera favorable para que el socialismo avance", señalaron en una entrevista con este portal.


Por: Nicolás Harispe

En una charla con Info Blanco Sobre Negro, Sebastián Poch -referente y vocero del centro cultural Kyle Rittenhouse- analizó la situación de la derecha libertaria en Argentina tras el bombardeo de críticas que se ciñen sobre Javier Milei de parte de agrupaciones y referentes de la llamada "nueva derecha" argentina. 

"Hubo una suerte de intervención que ahora maneja la estrategia política, con Carlos Kikuchi y sectores que lo acercarían a Mauricio Macri", lamentó Poch en el comienzo de la charla.

Sobre el economista que representaba hasta hace poco tiempo a todo el espectro libertario, opinó con otro tono que en entrevistas anteriores: "Es muy buen economista, pero no tiene ni idea de política, no es Jair Bolsonaro, Santiago Abascal o Donald Trump, y tampoco tiene el temple de Nayib Bukele".

Y continuó: "Hay jóvenes que tomaron a Milei como a un Mesías, como a un nuevo Perón, y creo que se van a llevar un gran chasco. Porque más allá de que haga muy bien lo que hace, tiene una fuerte incapacidad a la hora de tomar decisiones políticas, sobre todo que tengan coherencia con lo que él pregona. Le echaba mierda a Macri, pero cuando le preguntaban por Cristina no se animaba a profundizar en el tema". 

"Inexorablemente están las condiciones dadas para que esto de ninguna manera pueda prosperar", advirtió Poch y agregó: "Se están armando de una manera que facilita que el socialismo avance. Le está abriendo la puerta. Hace un par de días escuchaba a Agustin Laje cuando entrevistaba a un influencer de Colombia. Decía que un año después de las elecciones sectores de la derecha no bajaban fondos a los influencers, pero 15 días antes de las que ganó Gustavo Petro grandes empresas y medios de la derecha comenzaron a hacerlo a las apuradas. ¡Dos semanas antes querían dar la batalla cultural! Considero que a Milei le va a pasar eso. Además, en Brasil va a ganar Lula y Milei va a perder más fuerza aún".

En línea con figuras más conocidas como Carlos Maslatón o El Presto, los libertarios del  Kyle Rittenhouse cargan fuertemente contra la hermana del melenudo (Karina Milei) y su nuevo/muyviejo operador, el mencionado ex vocero de Domingo Cavallo y hombre de Mauricio Macri, Carlos Kikuchi.

 

La interna de Javier Milei: por qué estálló la grieta, el peso de la  hermana y el enigmático señor Kikuchi

Karina Milei, Carlos Kikuchi y Javier Milei

 

 

Poch también asegura que le llama la atención que el partido de Milei se alíe con figuras como Ricardo Bussi: "Es un violador", señala. Y agrega: "Dicen que hay que sumar gente. Yo digo que sumen a los pibes de las comunas del liberalismo como hicieron con Ramiro Marra, y no lo hacen. De hecho sumó a una chica del Frente de Todos en Entre Ríos, es muy triste porque si ese es el proyecto de Milei ya está fracasando antes de arrancar".

Sobre la figura del expresidente Mauricio Macri, el entrevistado señala: "Aparte de hablar con pibes charlo con gente grande, y todos están decepcionados por el acercamiento con él, no se puede creer que se lo considere como posible Presidente nuevamente".

 

Una chispa mojada y la sombra de la URSS

Info Blanco Sobre Negro le recordó a Poch que "antes, si un político hacía una mala gestión se iba, pero ahora no". Y el libertario siguió con el análisis: "El argentino perdió la moral, ni hablemos de la ética. Se traduce en los políticos que tenemos. Por eso pienso que el año que viene no terminará en buen puerto, porque en Latinoamérica se ha virado obscenamente a la izquierda, y no considero que esto tenga una solución por la vía democrática tradicional. Argentina está devastada institucionalmente y no se podría especular con que Milei lo solucione. Y si lo intentara hacer sería una especie de chispa mojada, como pasó con Trump y como está intentando hacer Bolsonaro". 

"En la política todos se defienden entre ellos,  si desde acá no hacemos lo mismo nunca vamos a ganar. Y si llegamos al gobierno no se va a poder hacer nada y vamos a repetir el mismo ciclo. Lo que me temo es que se está repitiendo la etapa de la Unión Soviética. Si hoy ves el continente americano decime qué queda", agregó.

Luego confesó que mira hacia el futuro ("40 o 50 años para adelante") y  y observa "una tendencia hacia el socialismo". También considera probable "que surjan gobiernos de derecha", pero considera que ello "es circunstancial e incluso es contraproducente, porque siempre  dejan que les explote la situación". 

 

Perder o ganar, o perder para ganar

"Todos los conglomerados socialistas terminaron mal. La URSS cayó por falta de comunicación y por la burocracia. Ningún pro soviético o de izquierda ha caído por golpes de estado, sino por errores privados. La salida es muy fácil, pero nadie la quiere hacer por miedo a perder. El punto es cómo querés perder. Lo que hago en La Plata es porque acepté que voy a perder, y lo que falta es que se acepte que vamos a perder. El punto es cómo, porque no vamos a ganar con la vía democrática. Hace falta organizar a la sociedad civil fuera de la tradición política y ocupar eventos culturales y marcarles el terreno a estos terroristas, porque si no lo hacés vas a tener tanta hambre que no vas a poder avanzar", señala Poch.

En la misma línea de análisis continuó: "La resistencia tiene que ser activa, acompañada de elementos culturales muy grandes porque es importante la imagen. Los chicos entienden más por imágenes y audio. El desafío es demostrar con los hechos, contagiar a los demás, tratar de transmitirle al prójimo el espíritu que hay que llevar adelante".

"Porque no se trata de una cuestión política, todo lo que se oprime en algún punto se desborda, y la vida tiende a expresarse. Si oprimís desbordás, y en algún punto creo que nos van a terminar desbordando. Puede ser en 100, 40 o 10 años, pero en algún punto nos van a desbordar, lo fundamental es qué hacemos en el mientras tanto", añadió. 

 

Condiciones para "la guerra"

Según el referente del Kyle Rittenhouse, "están las condiciones dadas para una guerra", y además "no hay esperanza a una salida por la vía democrática".

"La democracia no es un síntoma de que el país goza de buena salud, Singapur no es democrático y, sin embargo, se vive bien. El punto es que acá, en democracia, se legitiman dictaduras. Por costumbre la gente vota, lo hacen por dictadores y nunca tienen consecuencias. Y en un país como Argentina la cuestión no va por la vía democrática, y más cuando se ha desbordado tanto la cultura y el sentido común de la sociedad se ha perdido", asegura Poch, y concluye la charla instando al liberalismo a "tener un mínimo de conciencia, posiciones firmes y no caer en la psicología del otro".

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias