viernes 12 de agosto de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 4 ago 2022

Un vecino de San Pedro paseaba por el río Paraná y encontró un cuchillo de más de 170 años de antigüedad

Podría haber sido utilizado en el histórico combate de 1845 conocido como Vuelta de Obligado.


Por: Nicolás Camargo Lescano

Los grandes cuerpos de agua y sus orillas pueden guardar, y a veces devolver, grandes tesoros de la historia. Un vecino del partido bonaerense de San Pedro halló, en la localidad de Vuelta de Obligado, un antiguo cuchillo a orillas del río Paraná. Se cree que el objeto, actualmente al cuidado del Museo Paleontológico “Fray Manuel de Torres”, podría haber sido utilizado en el histórico combate de 1845, contra la flota anglo-francesa.

“Es un cuchillo que, según estimamos, podría haber sido usado de diferentes maneras o para distintos fines, no necesariamente en contextos bélicos, aunque no descartamos esa opción, sobre todo por el contexto en que fue descubierto”, le comentó a la Agencia CTyS-UNLaM José Luis Aguilar, director del Museo Paleontológico.

La pieza hallada por Héctor Silva, el vecino en cuestión de San Pedro, tiene 31 centímetros, repartidos entre 20 que pertenecen a la hoja y el resto al mango, hecho de chapa y forjado a golpes. El ancho máximo de la hoja, además, es de 2,7 centímetros, con un espesor de unos 4 milímetros.

Respecto a sus posibles orígenes, Aguilar explicó que, si bien hay ensayos metalográficos para ubicar históricamente una pieza de estas características, no hay forma de enmarcarlo de forma categórica dentro de la Batalla de Vuelta de Obligado.

“Sin embargo, en base a nuestra larga experiencia a partir de todos los objetos que hemos aportado al Museo de Sitio ‘Batalla de Obligado’, podemos decir que este cuchillo tiene características visuales, como la pátina ferrosa y el óxido, que también están en otros elementos metálicos que vienen de ese contexto y momento histórico”, agregó el director del Museo.

 

Artesanía de multiuso

Para Osvaldo Gatto, profesor de historia y especialista en armas antiguas que fue consultad por el equipo del Museo, el cuchillo “es una construcción artesanal, de acero al carbono y forjado de forma tradicional. El espesor de su hoja y su diseño nos sugieren que fue construido para ser sometido también a esfuerzos, prolongando su empuñadura”.

Además, el experto señaló las particularidades de que la pieza histórica se haya mantenido en buen estado. “Es de destacar que, con todo este tiempo de erosión, aún presenta un espesor considerable. Los cuchillos no solían construirse tan gruesos solamente para ser cuchillos de mesa. Esto último lo convierte en un objeto muy interesante, pues motiva la imaginación sobre los objetos que se hallan muchas veces en lugares donde hubo batallas”, asegura.

 

Un bien público

Cuenta Aguilar que Héctor Silva halló este cuchillo hace algunos años, manteniéndolo en su casa durante todo este tiempo. Poco tiempo atrás, un vecino de Héctor le contó la historia al director del Museo y a un integrante del mismo, Javier Saucedo, quienes fueron para ver el material de cerca y poder estudiarlo.

“Una de las cuestiones más rescatables es que los vecinos tengan la predisposición y la confianza en el Museo como para contar sus hallazgos y, a su vez, querer dejar estas piezas en un lugar público, para que todos podamos disfrutarlo. Actitudes así, como la de Héctor, colaboran para que el patrimonio de piezas de nuestra historia vaya creciendo”, concluyó Aguilar.

Agencia CTyS-UNLaM

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias