martes 27 de septiembre de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 12 ago 2022

A pocos kilómetros del AMBA, hay un paraíso ecoturístico con un nombre mapuche que significa “estar bien”

Se llama “Yamay”. Queda sobre el Canal 1 a 2,5 kilómetros del Pueblo Turístico Pardo, partido de Las Flores, junto al puente de “Gallinal”.  


Luego de la pérdida del tren y del proceso tecnológico aplicado a la agricultura, muchos de los pueblos de la Provincia sufrieron el éxodo rural hacia las ciudades. En algunos de esos lugares, se desarrollan proyectos para fomentar el arraigo.

La tierra donde está ubicado “Yamay” queda a 2,5 kilómetros del casco urbano del Pueblo Turístico Pardo, en Las Flores, sobre el Canal 1, junto al puente de “Gallinal”.  

 

 

“La búsqueda del emprendimiento estuvo siempre orientada hacia un modelo turístico comprometido con el entorno, que despierte conciencia social, ecológica y cultural. Lo proyectamos de manera colectiva para que la comunidad sea parte de la construcción de un futuro sostenible”, aseguraron desde el emprendimiento.  

Yamay es un nombre mapuche que significa “estar bien”. Se trata de un espacio de ecoturismo en un destino rural, cuyo objetivo es que las personas se puedan sentir bienvenidas por la naturaleza, se reconecten con el medio ambiente y descubran los encantos del pago. 

 

 

“Queremos convertir la visita en una inolvidable experiencia educativa sobre la vida sustentable”, es el lema principal del proyecto que ofrece alojamiento en cabañas de adobe con techos vivos y experiencias de Glamping en una Yurta -construcción tradicional de los pueblos nómades de la estepa de Mongolia- . Para actividades grupales, también se pueden reservar lugares en el eco camping. 

Por sus características innovadoras, en 2008, el distrito declaró a Yamay de Interés Municipal.

Los pilares fundamentales que sostienen la propuesta son el social, que promueve fuentes de trabajo genuinas para quienes deseen quedarse en el pueblo; el educativo, que incluye voluntariados sobre permacultura, construcción natural, energías renovables, reciclado de residuos, huerta orgánica y reforestación de árboles, y el turístico, que ofrece diferentes modalidades de hospedajes ecológicos y actividades como retiros de yoga, cabalgatas, astroturismo y observación de aves, a partir de acuerdos con entidades y referentes del Planetario de Buenos Aires y Centros de Observación de Aves. 

Durante todo el año, en Yamay funciona una tienda que opera bajo los conceptos del “comercio justo” con venta al público de productos elaborados por los habitantes de Pardo y alrededores.

Los espacios de alojamiento con paneles solares fueron construidos con tierra, paja, arcilla, piedra, madera, caña y arena, que imitan patrones del ambiente, donde predominan las formas curvas; y revalorizan métodos tradicionales de culturas muy antiguas que permiten edificar lugares saludables y sustentables.

Desde 2018, trabajan junto a referentes vinculados al diseño, al Cohousing y a las energías renovables, con quienes conformaron la ONG Colectivo Sustentable para aportar estas herramientas a otros pueblos rurales.

Este proyecto invita a conectar con nuestras raíces ancestrales e intenta que la maravillosa experiencia vivida funcione como una semilla que germine con el regreso a la vida cotidiana.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias