martes 27 de septiembre de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 20 sep 2022

Rescataron una cría de Margay, un felino silvestre con aspecto de pequeño ocelote

Según una denuncia, el animal era vendido a 300 mil pesos.


Efectivos de la División Defensa del Medioambiente UR-VIII de  la localidad de San Vicente, provincia de Misiones, rescataron este martes al mediodía una cría de Margay, de la familia de los felinos, que se encontraba en cautiverio doméstico dentro de la vivienda de un vecino, ubicada en el kilómetro 37 de la ruta provincial 221.

El rescate se produjo a partir de un llamado telefónico anónimo a la dependencia policial informando de que un hombre ofrecía a la venta un felino silvestre por una suma de unos 300 mil pesos.  

 

 

Al llegar a la propiedad, los policías encontraron al pequeño animal atado con una soga. En su defensa, el dueño del inmueble aseguró que lo había encontrado en medio de un lote de una zona rural luego de que unas personas realizaran tareas de rozado. 

El félino fue entregado a un guardaparques del Parque provincial Salto Encantado, donde será resguardado transitoriamente hasta que pueda ser reincorporado nuevamente a su habitad natural. 

 

 

El Margay (Leopardus wiedii), también conocido como maracayá, yaguatirica, caucel o gato tigre, es un felino esquivo que habita en la Selva Paranaense y la de las Yungas. Es mayormente de hábito crepuscular o nocturno y habita en México, donde está considerado en peligro de extinción; Uruguay; el norte de Argentina; y el sur de Brasil.

Según el sitio Felinos de Argentina, se trata de un felino silvestre con aspecto de pequeño ocelote (Leopardus pardalis) pero al contrario de éste presenta el rinario negro y la cola proporcionalmente más larga, representando ésta aproximadamente un 40 % del largo total del animal, que varía entre los 90 y los 120 centímetros con un peso que va de los dos a los cinco kilogramos.

Sus orejas son redondeadas, grandes, negras por fuera y con un lunar blanco. La coloración de fondo del Margay es más amarillenta que la del Tirica (Leopardus guttulus), con manchas que forman ocelos con bordes negros y centros parduzcos o café más o menos alineadas en el dorso y en los flancos. Tiene el mentón y la zona periocular blancos al igual que el vientre.

Una de sus características morfológicas más notables son los grandes ojos saltones, que hacen parecer su hocico más estrecho, y las grandes garras, junto con su larga cola salpicada de anillos negros.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias