sábado 10 de diciembre de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 19 nov 2022

Un vecino de La Plata se fue a bailar malambo a Egipto, el país que admira a Messi y desea que Argentina salga campeón

Tomás Barraza vive con su novia en Sharm el-Sheij.


Por: Federico García

Sharm el-Sheij es una ciudad balnearia egipcia entre el desierto de la península de Sinaí y el mar Rojo. Es conocida por sus playas de arena protegidas, las aguas claras y los arrecifes de coral.

Hacia allí partió desde Turquía, donde estaba desde el pasado 27 de mayo, Tomás Barraza, que hasta este año vivía en La Plata.

Barraza, que en sus tiempos en la capital bonaerense solía ensayar en la Casa del Pueblo local ubicada en la calle 49 entre y 10 N°729, es bailarín de malambo y tras un llamado de una colega de José C. Paz armó la valija y partió rumbo a Turquía, donde formó parte de una compañía de baile que realizaba distintos espectáculos en el mencionado país euroasiático.

No obstante, la experiencia turca no fue lo que esperaba y el ex vecino de La Plata aceptó una oferta para mudarse a Sharm el-Sheij, donde está mejor, según le contó a Info Blanco Sobre Negro.

 

 

 

 

“Trabajamos todas las noches y tenemos algunos días de descanso”, señaló Barraza, que vive con su novia.

Sobre el manejo diario, el malambista resaltará que en la ciudad egipcia “hay que regatear bastante, te pueden pedir 30 libras egipcias (moneda local) por un producto y terminar pagándolo cinco, si le pedís rebaja te la aceptan, más si trabajás en la ciudad o sos local”.

De todas formas, Barraza manifestó que el costo de vida no es alto, y detalló que un café está cincuenta libras egipcias, unos dos dólares (unos 325 pesos); teniendo en cuenta que una libra está 0,41 centavos de la moneda estadounidense.

En la compañía, junto al malambista argentino, hay bailarines de Bolivia, Colombia, Cuba, entre otros lugares. Coterráneos hay pero varios están en otras ciudades de Egipto.

Sharm el-Sheij es una ciudad más chica que La Plata, “con sectores con mucha densidad de población y otros con menos”, indicó Barraza, que también destacó que sus pobladores son muy solidarios, son de regalar bastante.

“Te regalan cosas y se las tenes que aceptar, de lo contrario se enojan, en los kioscos te pueden llegar a regalar alguna gaseosa”, resaltó el bailarín sobre quienes viven en la ciudad cuya mayor fuente de ingresos es el turismo.

Con respecto al idioma y a las amistades, Barraza manifestó que tanto en Turquía y Egipto “hay buena onda y te hacés entender”, y añadió que en el caso del primer país, donde hizo más amigos, él hablaba en español y los turcos en su idioma, y así iban aprendiendo.

Sobre el “choque cultural” en un país mayoritariamente musulmán con costumbres distintas a las de occidente, el artista afirmó que no lo notó tanto porque es una ciudad donde hay mucho turismo, e incluso en Turquía tampoco ya que estuvo en una zona donde “son más abiertos”.

En sus ratos libres en el país de las pirámides más famosas, el ex vecino de La Plata ensaya, descansa, sale a pasear, mira series o películas en Netflix con su novia, o va a la playa.

Por último, el bailarín aseguró que en Egipto reconocen Argentina por Messi, por el que tienen locura y por el que quieren que la Selección dirigida por Lionel Scaloni gane el Mundial. También conocen a Diego Armando Maradona y a Ángel Di María.

Ante la pregunta de si tiene pensado quedarse en Egipto, Barraza afirmó que “por ahora si” pero verá cuando se termine su contrato resaltando que le gustaría rumbear para otros lados.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias