martes 31 de enero de 2023 - Edición Nº 29.188

Información General | 6 dic 2022

Según un informe de la UCA, el 43, 1 % de los argentinos es pobre y el 8,1 % indigente

Con respecto a datos del año pasado la indigencia se redujo en un poco menos de un punto porcentual, mientras que la pobreza aumentó casi un punto porcentual con respecto al 2021.


De acuerdo al último informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), en el último trimestre del año 2022 la pobreza alcanzó a más de 17 millones de personas en la Argentina (43,1 %) y la indigencia a 8,5 millones de argentinos (8,1 %).

Con respecto a datos del año pasado la indigencia se redujo en un poco menos de un punto porcentual, mientras que la pobreza aumentó casi un punto porcentual con respecto al 2021.

Vale destacar que sin los programas de ayuda social del Estado la indigencia hubiera alcanzado al 20 % y la pobreza al 50 %. Y en esa línea se precisó que el 40 % de los hogares donde vive el 50 % de la población fue asistido por algún programa oficial o complementario.

En 2011 la pobreza era del 31,8% y la indigencia del 5,7%. En 2019, al final del Gobierno de Mauricio Macri, estas tasas eran del 39,8 y el 8,4%, respectivamente; luego, con la pandemia y la cuarentena, subieron al 44,7 y 9,8% en 2020.

No obstante, según quienes llevaron adelante el estudio, si para medir la pobreza se mensura el acceso a la salud y la alimentación, a la educación, a la vivienda, a los servicios públicos, al trabajo y a un hábitat saludable, entre 2010 y 2022, casi sin cambios relevantes, el 70 % de la población estuvo afectado en al menos uno de estos derechos fundamentales. En tanto, el 48 % en al menos dos ellos y el 30 % en tres o más.

“En términos poblacionales, esta última cifra implica que al menos 13 millones de argentinos sufren de una exclusión severa en acceso a bienes y servicios de inclusión social”, afirmó el Observatorio. A

Por último, en 2022 la tasa de desocupación se ubicó en el 8,7 % de la población económicamente activa que, sumada al 23 % de personas ocupadas en el sector micro-informal de la estructura productiva, es decir que aproximadamente 7,4 millones de personas presentan problemas de empleo.

En 2022, el 31,7 % de los integrantes de la población económicamente activa presenta graves problemas de participación en el mercado de trabajo (desocupación o subempleo inestable). 

El informe señaló que “en los hogares pobres, menos de 2 de cada 10 trabajadores logran acceder a un empleo pleno, mientras que, en los hogares no pobres, aunque en descenso, más de 5 de cada 10 trabajadores lo logra”. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias