viernes 03 de febrero de 2023 - Edición Nº 29.188

Información General | 10 ene 2023

Según un estudio, la principal limitación de las mujeres que demuestran su deseo de manejar es el miedo

El informe fue realizado por La Caja bajo la curaduría de la investigadora del CONICET, Leda Pereyra.


Según un estudio realizado por la empresa La Caja acerca de los hábitos y las costumbres en el escenario vial, curado por la socióloga, especialista en movilidad urbana e investigadora del CONICET Leda Pereyra, entre 7 y 8 de cada 10 mujeres no cuentan con licencias de conducir.

Además, el informe reflejó que la edad promedio en que empiezan a conducir las mujeres supera a la de los varones y sólo 4 de cada 10 manejan, mientras que en el caso de los varones la cifra asciende a 8 de cada 10. En el caso de las mujeres que demuestran su deseo de aprender a manejar, la principal limitación que encuentran es el miedo en un 91 %.

Con relación a las motos, el trabajo mostró que no hay una presencia fuerte de las mujeres en la conducción de este tipo de vehículos. En las ciudades bajo estudio, las mujeres solo representan entre el 14 % (AMBA) y el 30 % (Córdoba) de los viajes hechos como conductoras de moto o ciclomotor.

Por otro lado, 7 de 10 personas encuestadas coinciden en que las mujeres manejan igual de bien o mal que los varones. Así, no solo comienzan a perder peso antiguas concepciones sino que en algunas plazas la situación se invierte: por ejemplo, en Córdoba más del 75 % de las personas encuestadas consideran que las mujeres manejan igual de bien o mejor que los varones.

A su vez, el estudio reflejó que cerca del 70 % de las personas encuestadas reconocieron que las mujeres ‘experimentan mayores situaciones de violencia’ en el escenario vial que los varones y que sienten menor ‘confianza/seguridad’ que los varones al transitar el espacio público, sobre todo al ‘manejar/conducir un auto o moto’ y ‘caminar por la calle’.

Dicha percepción y reconocimiento diferencial de la experiencia de movilidad se advierte principalmente entre las mujeres más jóvenes (18 a 24 años) y residentes en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

Es también el segmento joven el que mayormente afirma que las mujeres experimentan mayores situaciones de violencia en la vía pública. La población más joven identifica esta problemática con mayor claridad, en comparación a otros grupos etarios.

En tanto, a la gran mayoría de las personas les resulta indistinto que sea una mujer o un varón quien conduce un colectivo o un taxi/ remis/aplicaciones de traslado. De todas formas, entre las encuestadas mujeres el trabajo reveló una mayor percepción de seguridad cuando la conductora es mujer.

“Hoy emerge el incremento en el uso profesional del auto por parte de las mujeres, lo que constituye una oportunidad de salida laboral en el actual contexto. Esto podría precisar del apoyo por parte de las políticas públicas y empresariales focalizadas en promover la participación de las mujeres en el transporte, sector que históricamente ha sido altamente masculinizado” aseguró la investigadora del CONICET y curadora del proyecto, Leda Pereyra.

Por último, se observó una paradoja con relación a la experiencia de seguridad en el escenario vial: más de la mitad de las personas encuestadas (mujeres y varones) menciona tener temor en la vía pública y a la vez se registra la autopercepción de un alto respeto por las normas de seguridad vial.

Nueve de cada diez personas encuestadas, tanto mujeres como varones, considera que siempre o casi siempre respetan las normas de seguridad en sus desplazamientos cotidianos. Sin embargo, algo más de la mitad se siente ‘algo’ o ‘muy inseguro/a’ en el escenario vial. El principal motivo de inseguridad señalado es la ‘falta de respeto a las normas de tránsito (de conductores/as y peatones/as)’. 

Los resultados se obtuvieron con base en una muestra de 400 casos compuesta por 50 % de mujeres y 50% varones de entre 18 y 60 años, y distribuida geográficamente en el Área Metropolitana de Buenos Aires (50 %), Mendoza (15 %), Córdoba (15 %), Tucumán (10 %) y Río Negro (10 %).

 

Datos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial

 

Según la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), del total de licencias de conducir emitidas en 2021 a nivel nacional cerca de un tercio corresponden a mujeres, el valor más alto desde 2010. De manera similar, en Capital Federal casi 4 de cada 10 nuevas licencias fueron otorgadas a mujeres durante 2021. Sin embargo, este número significa un 28 % del total.

A pesar de que en Argentina hay mayor cantidad de conductores varones que mujeres (80 % contra 20 %), las estadísticas de la ANSV muestran que entre 2010 y 2019 hubo una participación creciente de las mujeres en la conducción.

Por último, la edad en la cual las mujeres y los varones obtienen la licencia por primera vez difiere entre unos y otros. Mientras que en el grupo de 16-28 años hay un porcentaje más alto de varones (62 % y 37 % de mujeres), en la franja etaria de 29-44 esto se nivela a favor de las mujeres (55 %) y 44 % de licencias otorgadas a varones. En conclusión, las mujeres suelen conducir una vez llegadas a la etapa adulta, mientras que los varones lo hacen desde más jóvenes.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias