miércoles 08 de febrero de 2023 - Edición Nº 29.188

Información General | 23 ene 2023

La incorporación de plantas domesticadas tuvo impacto en la demografía de la población prehispánica en Argentina

"La presencia de cultígenos, como el maíz, habría propiciado cambios en la organización humana", detalló un estudio científico.


De acuerdo a una investigación argentino estadounidense, la incorporación de plantas domesticadas y la producción agrícola tuvo impacto en la demografía y la organización de las poblaciones que habitaron hace unos once mil años el centro-oeste argentino.

A esta conclusión arribó un grupo de investigadores del CONICET y la Universidad Estatal de Utah, de Estados Unidos, luego de analizar registros de sesenta y ocho sitios arqueológicos.

“En el centro-oeste de Argentina, en Mendoza específicamente, las plantas domesticadas y posiblemente algún tipo de producción agrícola se habrían establecido hace unos dos mil quinientos años atrás. Nosotros estudiamos el impacto de la incorporación de estas plantas en la demografía y organización humana que se dio en sectores donde previamente poblaban cazadores-recolectores cuya subsistencia se basó en recursos silvestres", detalló Eva Peralta, becaria posdoctoral del CONICET en el Instituto de Evolución, Ecología Histórica y Ambiente (IDEVEA, CONICET-UTN) y una de las autoras del trabajo.

"La domesticación de plantas, como también su incorporación, es uno de los temas principales en la discusión de la evolución humana. En este trabajo analizamos cómo la incorporación de maíz, pero también de quínoa, zapallo y poroto, entre otras, se relacionan con los cambios demográficos de crecimiento y decrecimiento poblacional”, agregó Peralta.

El equipo reconstruyó la dieta humana mediante análisis químicos en huesos a partir de los valores de isótopos estables de carbono y nitrógeno (ẟ13Cco, ẟ13Cca, ẟ15N) y evaluó la dieta en relación con la densidad poblacional. Eso permitió observar que la introducción de recursos domesticados a la vida de las poblaciones de cazadores-recolectores de la zona involucró cambios sin precedentes en la organización humana, que se vieron reflejados en su demografía.

“Nuestros resultados muestran que la demografía humana se vio afectada por la incorporación de recursos domesticados en la dieta. La presencia de cultígenos, como el maíz, habría propiciado cambios en la organización humana que afectaron la dinámica poblacional. Primero, esto habría permitido impulsar un notable incremento de habitantes y segundo, luego de incorporados los recursos domésticos, se observaron ´picos´ y ´valles´ que se correlacionan con aumentos y disminuciones en el consumo de este producto”, sostuvo la científica.

De acuerdo al grupo de investigación, el trabajo permite entender patrones actuales y posibles escenarios futuros en las fluctuaciones demográficas, cambios ambientales y subsistencia humana.

Fuente: CONICET

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias