miércoles 17 de abril de 2024 - Edición Nº -1960

Información General | 27 ene 2023

El Tribunal del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa confirmó que el veredicto será el lunes 6 de febrero

Este jueves los acusados manifestaron estar "arrepentidos" por el episodio.


El Tribunal del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa confirmó este jueves que el veredicto será el lunes 6 de febrero. Allí se conocerá el fallo para los ocho imputados por el homicidio del joven estudiante de abogacía.

Tras las últimas palabras de los acusados, María Claudia Castro, presidenta del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores, confirmó esta tarde que ese día se conocerá la sentencia a las 13.

Este jueves, Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23) manifestaron estar “arrepentidos” por el episodioy aseguraron que “no hubo ningún plan de matar” y que lamentaban “la muerte de un joven” de su misma edad.

La última audiencia del juicio antes de la sentencia se inició minutos después de las 12 en los tribunales de Dolores, con los alegatos de la defensa, que se extendieron por poco más de una hora. Tomei pidió la absolución para todos acusados por el delito de “homicidio agravado por alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas”.

El letrado entendió que existían “incongruencias” entre la acusación del requerimiento de elevación a juicio y la formulada en los alegatos de ayer por parte de la fiscalía y del particular damnificado. Además, sostuvo que el hecho imputado “no está probado” y que los acusadores “probaron otro hecho” en el juicio iniciado el último 2 de enero.

“Después de los largos alegatos de ayer me estoy encontrando con otro hecho. Pareciera llamativo lo que estoy diciendo, pero si el objeto está descripto en la requisitoria, lo que ayer nos pasó es escuchar (otras) cosas”, expresó el letrado, al asegurar que de lo surgido del debate se ve “afectado el principio de congruencia”.

“Si son ocho los que tienen un altercado adentro del boliche, no puede ser uno, son ocho”, dijo en referencia al incidente entre los imputados y Báez Sosa dentro del local bailable “Le Brique” de Villa Gesell y agregó que “no se pudo comprobar el plan para matar en esos siete minutos que la fiscalía descubrió” y que “no hubo estado de indefensión, bajo ningún concepto”.

En ese sentido, el abogado consideró que “hubo una agresión” y que el hecho “se encuadra en un homicidio en agresión conocido como riña”, previsto en el artículo 95 del Código Penal, por lo que “con la pena que están cumpliendo de tres años quedarían todos en libertad”.

“No me quiero imaginar”, sostuvo Tomei sobre la posibilidad de que sus asistidos puedan ser liberados, tras lo cual, insistió: “Pero bueno, creo que ese es el adecuado contexto jurídico en que una sentencia a mí criterio debe ser dictada.”

Por otro lado, el defensor planteó de manera subsidiaria que se aplique la figura de “homicidio simple con dolo eventual”, que prevé una pena de prisión de 8 a 25 años, y que “se distribuyan las participaciones que el tribunal entienda”. También propuso de manera alternativa “el homicidio preterintencional”, cuya pena es de hasta seis años de cárcel, y solicitó, además, la nulidad del secuestro de los teléfonos celulares y las prendas de vestir de los imputados al momento de ser detenidos, porque “no se los comunicó los derechos que los asistían”.

El fiscal Juan Manuel Dávila, uno de los encargados de impulsar la acusación contra los ocho rugbiers en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, aseguró, al término de los alegatos de las partes, que “la prueba derribó el principio de inocencia” que postuló la defensa. Dávila dijo esta tarde a la prensa que de “modo alguno” el pedido de disculpas de los acusados durante sus “últimas palabras” va a modificar el fallo del tribunal, ya que “los jueces van a resolver en base a la prueba, y la prueba derribó el principio de inocencia de la defensa”.

Por otro lado, previo al alegato de Tomei, Dávila aseguró que el otro fiscal, Gustavo García, habló de la descripción del hecho y él de los autores de los hechos.

"Ya conocíamos la prueba que a la postre íbamos a demostrar. Se acreditó lo que hizo cada uno de los imputados con la certeza que se requiere. Las dos partes mantuvimos esta calificación legal, que la única pena que amerita es la prisión perpetua”, aseguró el funcionario judicial.

Además, Dávila admitió que no le sorprendieron los videos que presentó ayer la querella durante los alegatos. “Sin embargo, lo que han ayudado esos registros, es individualizar físicamente el rol que tiene cada uno”, reconoció el fiscal.

Por último, Dávila volvió a señalar que el accionar de los imputados fue premeditado y “no hay dudas” que hubo “un plan a los efectos de matar a Fernando”.

“Lo que es la premeditación no quiere decir que hayan pensado ‘hoy salgo a bailar y mato una persona’, quiere decir que instantes previos a la comisión del hecho lo que hacen las personas es ponerse de acuerdo para matarlo. Eso se puede advertir en todos los videos: que siete minutos antes salen del boliche, cruzan la calle y van al lugar donde está Fernando. Se observó que, ni bien se va el último efectivo policial, inician”, concluyó.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias