sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº -1956

Internacionales | 23 feb 2023

Caso Madeleine McCann: un investigador advierte que las evidencias biométricas apuntan a un resultado negativo

Mientras, se abrió una polémica porque la madre biológica dijo que no quiere hacerse el examen de ADN.


En medio de la atención mundial que ha suscitado el caso de la menor británica Madeleine McCann, desaparecida desde el año 2007 en Portugal, y la aparición de una mujer polaca que afirma ser la niña desaparecida, medios internacionales han recogido el testimonio de uno de los investigadores del caso, quien entregó sus impresiones frente a las afirmaciones que ahora son objeto de investigación, en un escenario que se encuentra en expectativa de los eventuales exámenes de ADN que puedan corroborar la identidad de la joven.

Según refieren medios internacionales, el investigador que se ha pronunciado frente al caso es un hombre identificado como Francisco Marco, quien otrora participó de la búsqueda de la menor y que en declaraciones entregadas a un medio español afirmó que tras adelantar un análisis biométrico a las imágenes que se conocen de la joven, y las fotografías de la niña desaparecida, no ha encontrado factores que permitan afirmar que en efecto se trata de Madeleine McCann.

 

 

 

 

Por el contrario, en la entrevista concedida al medio RAC1, el experto afirmó que “no hay parecido con las características físicas de Madeleine”, aunque la joven que denuncia ser la niña perdida ha destacado a través de sus redes sociales, una serie de fotografías en las que busca poner en evidencia algunos rasgos característicos de las desaparecidas que también están presentes en ella.

Sobre Julia Wendell, la joven de 21 años ha afirmado que nunca sospechó nada de su familia, salvo hasta hace unos pocos meses, cuando algunos comentarios realizados por su abuela le sembraron el germen de la duda y la llevaron a investigar sobre el caso de la niña desaparecida, y a convencerse cada vez más de que exista la posibilidad de que sea ella, poniendo en duda incluso la versión sobre su edad, al señalar que quizás ella es menor y realmente tiene 19 años, la edad de Madeleine.

Tras la denuncia de la joven, el investigador también ha referido que es un casi realmente extraño, poniendo en tela de juicio las intenciones que podría tener la joven al hacer público un tema que podría haber manejado de manera privada para estar primero ‘segura de sus afirmaciones’, y no salir a hacer una afirmación de tal envergadura sin un sustento.

Para Marco, según señaló al referido medio español, el mundo podría estar frente a un caso de fraude; no obstante, aclaró que no se atreve a hacer la aseveración, pues no cuenta con las herramientas o pruebas que sustenten de hecho la afirmación.

El detective recordó, no obstante, que si bien la joven buscó primero otros caminos para buscar comunicarse con la familia de la niña desaparecida, no logró tener éxito, en tanto fue ignorada por la Policía cuando ella se quiso acercar, recurriendo entonces a estallar el caso a través de las redes sociales, más precisamente Instagram, donde creó un perfil advirtiendo ser la niña; el mismo que ha crecido exponencialmente en los últimos días conforme va creciendo el interés en el caso.

Dentro de las aseveraciones que ha hecho la mujer a través de las redes sociales se encuentra incluso una afirmación sobre el contacto con un hombre cercano a la familia de Madeleine, que afirmó el interés de los padres en practicarse la prueba de ADN. Pese a lo anterior, la familia de la niña desaparecida no se ha pronunciado para afirmar o negar la versión.

 

Kate y Gerry McCann sostienen una imagen policial de edad avanzada de su hija durante una conferencia de prensa para conmemorar el quinto aniversario de la desaparición de Madeleine McCann, el 2 de mayo de 2012 en Londres

 

 

Fuente: semana.com

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias