sábado 22 de junio de 2024 - Edición Nº -2026

Gremiales | 26 may 2023

La inflación y la desocupación se miden en Argentina con trabajadores en negro

Los datos estadísticos más relevantes que necesita un país, sobre mercado laboral, inflación y pobreza, se recaban bajo la centralización del INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos), conjuntamente con las Direcciones Provinciales, en por lo menos 31 aglomerados urbanos de todo el territorio nacional; un operativo gigantesco ejecutado con mano de obra barata, sin los derechos laborales básicos garantizados.


Por: Laura Kohn

El sistema estadístico nacional, funciona con los Institutos y Direcciones Provinciales de Estadísticas de todas las provincias del país, bajo la dirección centralizada del INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de la República Argentina).

Los datos que todos conocemos mes a mes sobre Canasta Básica Alimentaria y Total, se calculan a través de una encuesta nacional, efectuada en los aglomerados urbanos seleccionados para la muestra, llamada IPC (Índice de precios al consumidor).

La misma se ejecuta todos los días hábiles del año de manera permanente, obteniendo los precios de los productos, que tienen por hábito consumir los argentinos. De esa manera podemos saber a cuánto asciende la inflación mensual, anual e interanual nacional.

Estos datos se cruzan con los ingresos monetarios de los Hogares argentinos, que releva otra encuesta llamada Encuesta Permanente de Hogares, la cual indaga a viviendas seleccionadas en 31 aglomerados urbanos de todo el territorio nacional.

Estas viviendas son visitadas por los encuestadores en 4 ocasiones a lo largo de dos años. Este método permite tener un seguimiento de la evolución de la situación laboral y mantención del hogar de manera sistemática.  

Como se ve, el trabajo de estudio sociológico cuantitativo es muy técnico, lo que amerita tener personal capacitado y estable acorde al nivel científico del mismo. Sin embargo, el sistema atraviesa un enorme déficit en todo el país. Pues salvo en nación, propiamente entre los encuestadores del mismo INDEC, cuyos agentes de campo en tres distintas modalidades gozan de derecho laborales y estabilidad, en el resto del territorio, los trabajadores permanentes de campo, se encuentran en negro y con salarios que no llegan siquiera al Salario Mínimo Vital y móvil, hoy en $80.342 pesos.

 

 

 

 

La rueda viciosa

Los delegados sindicales de todas las Direcciones Provinciales de Estadística, vienen denunciando que perversamente se conquistan las plantas permanentes de varias camadas de encuestadores de campo, pero automáticamente se les otorgan tareas de gabinete, es decir de oficina por fuera del terreno.

De esta manera se produce una rueda viciosa de nunca acabar, lo que no solo deteriora y avasalla derechos elementales constitucionales del empleo público, sino que además afecta a la calidad científica de la tarea en sí misma. El cambio de personal cada dos por tres, produce una pérdida de la experiencia acumulada de los técnicos en relevamiento social.

Los gobiernos provinciales le tiran la pelota a la nación ante este problema. Lo cierto es que los trabajadores son contratados directamente por los Ministerios de Economía de cada provincia, no por el INDEC. En el caso de la provincia de Buenos Aires, son el ministro Pablo López y el gobernador Axel Kicillof quienes deben resolver esta situación tremenda de precarización laboral. Solo se trata de 26 empleados que se encuentran sin sus aportes hace años.

¿Si la propia provincia, que además es la más importante del país, contrata en negro, y no puede resolver la situación de tan solo 26 encuestadores permanentes, entonces que podemos esperar de terminar con la precarización laboral del 40% de los trabajadores del sector privado?

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias