jueves 22 de febrero de 2024 - Edición Nº -1905

Información General | 10 jun 2023

Dictaron otro fallo contra el Banco Provincia, esta vez por una ciberestafa que sufrió una docente de Miramar

Fallaron los mecanismos de seguridad del sistema informático. La jueza destacó la carencia de mecanismos de informáticos adecuados, y señaló que el BAPRO dejó a la clienta "en una situación de indigencia" por no reconocer el delito que sufrió.


Dictaron otro fallo contra el Banco Provincia, esta vez por una ciberestafa que sufrió una docente de Miramar. Para la Jueza, el Banco de la Provincia de Buenos Aires nunca reconoció que fallaron los mecanismos de seguridad del sistema informático, pese a los reclamos de la víctima y a los innumerables casos de delitos virtuales, ya que los clientes se ven obligados a usar los canales electrónicos en claro beneficio de la entidad.

En una extensa sentencia dictada el viernes 9 de junio, la jueza Sandra Nilda Grahl, titular del Juzgado Civil y Comercial Nro. 17 de La Plata, hizo lugar a la demanda promovida contra el Banco de la Provincia por una docente de lengua y literatura de Miramar, a quien luego de un engaño, ciberdelincuentes vaciaron su cuenta, tomaron adelantos de sueldo y sacaron un préstamo a su nombre por la suma de $ 243.000; para transferir los fondos a lugares que se encontraban a 1.500 kilómetros de distancia de donde ella estaba. 

En 21 carillas, la magistrada analizó a fondo la problemática en la materia de ciberdelito y sus consecuencias civiles. Y concluyó que existe un abuso de la posición dominante de la entidad bancaria en claro perjuicio de su cliente. 

“Ha quedado acreditado que el Banco demandado nunca reconoció que fallaron sus mecanismos de seguridad sobre el sistema informático, pese a los innumerables casos de delitos virtuales a lo que se ven expuestos sus clientes al utilizar los canales electrónicos provistos por el Banco demandado, de los que dan cuenta los testimonios recibidos en autos de las testigos ofrecidas por la actora, que afirman haber sido víctimas de estafas utilizando el sistema informático del Banco Provincia con hechos de similares características a los de autos", señaló.

Y continuó: "Incluso el demandado en pleno abuso de su posición dominante (en referencia al BAPRO), responsabilizó a la propia actora de que ello sucediera, la que se siente cautiva del Banco Provincia porque siendo docente dependiente de la Dirección de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires cobra su salario obligatoriamente a través de dicha entidad bancaria; el Banco demandado ha colocado a la actora en un estado de indefensión intolerable, obligándolo a transitar distintas faces en su reclamo hasta llegar a ésta instancia judicial, lo que determina la procedencia de la aplicación de la multa civil”

En su extenso fallo, la jueza se refirió a la indefensión de la docente: “Tomando en consideración esta función disuasiva, entiendo justo aplicar la multa civil a la demandada en la suma de $ 300.000,00, por invadir la economía de la consumidora, que ninguna posibilidad tuvo de evitar la estafa virtual de la que resultó víctima por la inexistencia de elementos de detección y reporte de caso sospechoso de delito digital por parte del sistema informático del Banco demandado, por el incumplimiento del deber de seguridad y de información que contractual y legalmente le corresponde cumplir al Banco”.

 La magistrada también subrayó "la carencia de mecanismos de seguridad adecuados" y destacó que la entidad la "colocó" en "una situación de indigencia".

"En mérito de lo expuesto entiendo que la conducta del banco accionado resulta totalmente reprochable, desconsiderada, no midió las consecuencias dañosas que podían derivarse de la actividad desarrollada por su parte, en desmedro de la consumidora que no obtuvo respuesta frente a sus insistentes reclamos. Asimismo, encuentro que la actividad desplegada por el proveedor demandado frente al consumidor accionante, resultó violatoria del deber de trato digno”, añadió en el fallo.

Al ser consultado, el abogado Marcelo Szelagowski, apoderado de la víctima, manifestó: "Es un fallo ejemplificador, que contempla todos los aspectos doctrinarios en materia 'phishing' pero por sobre todo ha sabido reflejar el aspecto humano de la víctima indefensa frente a la entidad bancaria, que en vez de mejorar las medidas de seguridad informática, toma siempre el camino de culpar, dañar y tratar indignamente a la víctima".

 

  Sentencia La Valle by Blanco Sobre Negro on Scribd

 

 

 

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias