lunes 22 de julio de 2024 - Edición Nº -2056

Internacionales | 28 jul 2023

La Argentina se sumará a la misión Artemis de la NASA, que va a llevar astronautas a la Luna y explorar su lado oscuro

Bill Nelson, titular de la agencia espacial estadounidense, visitó la Argentina. “Se está preparando todo para poder llegar muy lejos. Esto es solo el comienzo y su generación va a ser parte de esto. Es un momento muy excitante para todos los que estudian ciencia aeroespacial”, dijo a los estudiantes presentes.


Agencia TSS – El titular de la NASA, Bill Nelson, visitó la Argentina para sumar al país a los Acuerdos Artemisa de cooperación espacial internacional. Durante una reunión realizada este jueves con el presidente Alberto Fernández, Nelson y el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT), Daniel Filmus, firmaron un acuerdo de cooperación entre la NASA y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) para la exploración civil y el uso pacífico de la Luna, Marte y otros objetos astronómicos.

Previo a la firma del acuerdo, el titular de la NASA, que también fue astronauta y senador de los Estados Unidos, dio una charla en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (FIUBA) titulada “El futuro de la exploración espacial”, a la que asistió TSS. El evento incluyó un diálogo abierto con estudiantes de la flamante Especialización en Industria y Sistemas Aeroespaciales y estuvieron presentes funcionarios y autoridades de instituciones vinculadas al ámbito espacial, entre ellos, el decano de la FIUBA, Alejandro Martínez; el director ejecutivo y técnico de la CONAE, Raúl Kulichevsky; el director de la especialización, Guillermo Salvatierra; y el embajador estadounidense Marc Stanley.

“Muchísimas gracias por la oportunidad de hablar con ustedes. Con su permiso, hablaré en inglés”, dijo en español Bill Nelson al iniciar su intervención, y luego bromeó: “¿Qué les parece si mandamos a Messi al espacio?”. Su charla se centró en las misiones y los objetivos en los que está trabajando la NASA. “Volveremos a la Luna después de medio siglo, esta vez por razones diferentes. Iremos para aprender y mejorar con el objetivo de poder ir a Marte. Además, vamos a ir al polo sur de la Luna, a una región que está constantemente oscura. Por eso, al aterrizar hay que ser muy precisos para no caer sobre algún cráter oscuro”, señaló.

A fines del año pasado, la NASA lanzó la misión Artemis I, que consistió en el vuelo de una nave sin tripulantes alrededor de la Luna. Fue el primer paso para el gran objetivo que tendrán las próximas misiones: el regreso del ser humano a la Luna. Artemis II está prevista para noviembre del 2024 y llevará cuatro tripulantes, entre quienes estarán la primera mujer y la primera persona de color en volar alrededor del satélite. En tanto, con la misión Artemis III que se lanzará en 2025, los tripulantes pondrán los pies sobre la superficie lunar.

 

 

Durante su exposición, Nelson les regaló a Filmus y a Martínez una “selfie” de alta precisión tomada por Artemis I en la que se ven una parte de la nave y, al fondo, la Tierra y la Luna. Posiblemente en 1986, cuando Nelson era astronauta y orbitó la Tierra durante seis días a bordo del transbordador Columbia, haya tenido una vista similar a la de la cámara de esta nave, aunque con una tecnología bastante más rudimentaria.

“Se está preparando todo para poder llegar muy lejos. Esto es solo el comienzo y su generación va a ser parte de esto. Es un momento muy excitante para todos los que estudian ciencia aeroespacial”, les dijo a los estudiantes presentes. Además, contó que gracias a telescopios de alta tecnología se están revelando grandes secretos del universo. El James Webb, por ejemplo, logró obtener el año pasado imágenes del momento de la creación de algunas de las primeras galaxias.

También se refirió a una de las principales misiones de la NASA: buscar vida fuera de la Tierra. “Le pregunté a nuestros científicos cuál es la probabilidad matemática de que haya otro sol como el nuestro, con planetas alrededor que tengan una composición química y una atmósfera similar a la de la Tierra. Y la respuesta fue que en la inmensidad del universo podría haber al menos un billón”, reveló Nelson. Más tarde, durante su visita a la Casa Rosada, agregaría que la NASA está preparando un documento que será difundido en los próximos meses sobre la posibilidad de vida extraterrestre.

Sin embargo, no todo está orientado a explorar el espacio exterior. Otro objetivo de la NASA tiene que ver con mirar hacia adentro del planeta Tierra y poner el foco en cuestiones urgentes como los impactos del cambio climático. “No somos solo una agencia espacial, sino también una agencia climática. Tenemos satélites que están midiendo todo lo qué está pasando en la Tierra. Pueden entrar en nuestra web y ver en tiempo real cuál es la temperatura de la superficie aquí, qué está pasando con las corrientes oceánicas y el estado de sequías, tornados y tormentas en cualquier parte del mundo”, indicó Nelson.

A su turno, Martínez habló sobre las investigaciones que tiene la FIUBA en el ámbito aeroespacial y su articulación con la CONAE y el MINCyT para llevar adelante esos proyectos. Luego, contó: “Cuando empezamos a difundir la información sobre este evento, muchos nos decían ‘¿esto es cierto?’. Había gente que no podía creer que íbamos a tener la presencia del administrador de la NASA. Es una actividad histórica para la facultad”. Además, dijo que solicitó al Consejo Superior de la UBA que se le otorgue a Nelson el título de Doctor Honoris Causa.

Filmus se refirió a la importancia de invertir en ciencia en la Argentina. “Invertimos fuertemente en esto porque creemos en el avance del conocimiento y en que esto permitirá resolver los problemas de nuestra gente. Las imágenes e información que nos brindan satélites como los SAOCOM y los ARSAT nos permiten tener autonomía para tomar decisiones”, aseguró. También remarcó que los desarrollos de la industria espacial derraman hacia el conjunto de la industria argentina a partir de la transferencia tecnológica para múltiples usos.

En tanto, Salvatierra contó que el posgrado en Industria y Sistemas Aeroespaciales nació durante el proceso de creación de la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio (ALCE), una iniciativa gestada por los países de la CELAC para cooperar en el desarrollo de proyectos que atiendan problemas de la región. Entre esos proyectos, está la construcción de un satélite meteorológico regional que aporte a la capacidad de adaptación de los países frente al cambio climático; y la creación del posgrado, que cuenta con alumnos designados por las principales agencias espaciales de la región.

Antes de finalizar el encuentro, se abrió un espacio de diálogo entre estudiantes de la especialización y el Administrador de la NASA. Este intercambio brindó una foto interesante de lo que sucede actualmente en las carreras de ingeniería. Mientras que todos los funcionarios y autoridades que expusieron en el evento eran varones, las tres ingenieras y estudiantes del posgrado que le realizaron preguntas a Bill Nelson eran mujeres. Esto da cuenta de que si bien el fenómeno de techo de cristal persiste en el ámbito de las ingenierías, cada vez hay más mujeres que estudian estas carreras. De hecho, la especialización tiene un 35% de estudiantes mujeres, mientras que el porcentaje usual en dicho ámbito suele rondar el 20%.

Luego de responder las preguntas, Nelson finalizó con un mensaje: “Cuando regresé del espacio, me hice más ambientalista, quería ser mejor por este hermoso planeta en el que vivimos. Les voy a decir una cosa más y quiero que los políticos escuchen, porque yo fui al espacio siendo político. Cuando miraba a la Tierra, mientras la orbitaba cada 90 minutos, no vi divisiones religiosas, raciales ni políticas. Lo que vi fue que estamos todos juntos en ésta, que todos somos ciudadanos del planeta Tierra”.

 

Misión Artemis: espacio exterior y cambio climático

Los Acuerdos Artemisa se enmarcan en el Programa Artemis de la NASA, que llevará la próxima misión tripulada a la Luna y la primera a Marte. Los convenios buscan generar un ámbito de cooperación internacional en materia espacial y cuentan con la adhesión de 28 países, contando la reciente incorporación de Argentina. En las primeras misiones, apuntan a conocer más sobre el polo sur de la Luna, una región oscura en cuyas grietas podría haber agua.

Cada país puede participar con proyectos de exploración o explotación civil en alianza con otros países o individualmente, de acuerdo con sus intereses científicos, pero siempre en colaboración internacional y de acuerdo con buenas prácticas y estándares. Otros países de la región que participan son Brasil, México, Colombia y Ecuador. Como señaló Nelson durante la charla en la FIUBA, el foco está puesto tanto en investigar el espacio exterior como en aportar datos sobre nuestro planeta que sean útiles para mejorar la vida en la Tierra.

En el mismo sentido se expresó el titular de la CONAE, Raúl Kulichevsky: “Desde CONAE, tenemos el doble objetivo de mirar hacia el espacio exterior y también cuidar nuestro planeta. Siempre tuvimos presente el concepto de ‘ir al espacio para mirar la Tierra’ y hoy la información en relación al cambio climático es cada vez más importante. Por eso agradecemos la visita del Administrador, porque nos va a permitir seguir explorando y avanzando en una cooperación entre CONAE y la NASA que ya lleva más de 25 años”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias