martes 20 de febrero de 2024 - Edición Nº -1903

Información General | 1 sep 2023

Las tecnologías que reemplazan a la TV por cable

La TV por cable parece caminar hacia su jubilación. Lo que ofrece este servicio es paulatinamente reemplazado por lo que brinda internet, sobre la que puede montarse sin problema cualquier servicio de TV, o de video on demand (VOD). Antes que TV por cable, hoy la cosa pasa por internet y las plataformas de streaming.


La TV por cable fue uno de los grandes cambios del mundo de los medios en la década del ´80, al menos en la Argentina, que hacía poco había conocido la televisión a color. El desarrollo que tuvo en este país fue de los más grandes que se registraron en la región, a tal punto que hoy hay casi 11 millones de abonados a este servicio en el país.

Esto equivale a que ocho de cada 10 hogares de la Argentina acceden a la TV paga, de acuerdo al informe de 2022 de BB Media. Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe son las provincias que concentran más de la mitad del total de abonados a este servicio, con más de 6 millones de usuarios.

La cifra de hogares con TV paga se mantiene estable desde 2018, es decir, no crece ni disminuye. Y parte de esta situación se explica por el recambio tecnológico que supone internet y los servicios que pueden montarse sobre ella.

 

Internet, TV y Wi-Fi, todo en uno

Contar con el servicio de internet permite acceder también a la televisión, sea porque las señales tienen habilitado un canal online o porque dentro del paquete que se contrata es posible contar con una determinada cantidad de señales, como las de noticieros, las deportivas o las de cine y series.

 

Fuente: Unsplash

 

Esto sucede de la mano del recambio tecnológico. Sobre el total de clientes de TV paga que existen en la Argentina, el 71% recibe el servicio a través del cable mientras el restante 29% lo hace vía satélite. Si bien la tecnología de cable módem admite que, valga la redundancia, por el mismo cable se pueda consumir la televisión e internet, eso está cambiando. 

Todas las compañías que actúan en este sector están migrando hacia la fibra óptica, que permite hacer converger en una misma infraestructura de red una variedad de servicios: internet, TV, telefonía y prestaciones de valor agregado, como almacenamiento, ciberseguridad, gaming, entre otras opciones.

Hoy la TV cable viró a internet y TV con Wi-Fi, lógicamente. El router es el mejor amigo para distribuir la señal de internet de manera inalámbrica en los hogares. Y este combo de servicios es el que se presenta como ideal para contar con las prestaciones básicas de telecomunicaciones en una familia.

 

Dame conectividad, dame TV

Para contar con el servicio de televisión lo que hay que hacer, básicamente, es contratar conectividad de internet y, a partir de ahí, elegir el plan que mejor se acomoda a los usos y consumos de cada hogar.

Los servicios de internet actuales se contratan de acuerdo a la velocidad, y arrancan desde los 50 MB en adelante. Siempre se incluye el Wi-Fi como parte de la propuesta comercial y, por lo general, también se incluye una línea de telefonía fija, que también va por la fibra óptica.

 

Fuente: Unsplash

 

A este paquete se puede sumar de manera opcional el servicio de TV en alta definición por un monto menor al de dos entradas de cine un fin de semana. En otras palabras, al servicio de internet, que tiene un valor, se puede sumar por otra suma fija, la TV HD.

Sí. La TV por cable puede ser cosa del pasado, no hay dudas. Pero el presente es mucho más interesante en términos tecnológicos y de propuesta comercial. Contar con paquetes que ofrecen internet y TV y que, además, incluyen la telefonía, es contar con el combo de servicios esenciales necesarios para estar conectados, informados y entretenidos. 
 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias