sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº -1956

Cultura | 15 sep 2023

Este domingo se llevará a cabo en la Sala Ginastera del Teatro Argentino de La Plata un concierto sinfónico-coral

A las 17 horas.


Este domingo 17 de septiembre, a las 17 horas, se llevará a cabo en la Sala Ginastera del Teatro Argentino de La Plata un concierto sinfónico-coral.

Con la dirección de Gustavo Fontana, participarán del espectáculo la Orquesta y el Coro Estables del Teatro -este último preparado por su titular, Santiago Cano-.

El programa incluirá el Concierto para piano y orquesta, en fa sostenido menor, Op. 20, de Alexander Scriabin (con la actuación como solista del pianista Claudio Espector); la Misa de Gloria de Giacomo Puccini (con la intervención del tenor Fermín Prieto y del bajo Hernán Iturralde como solistas) y el Coro “Inneggiamo, il Signor non è morto” de la ópera “Cavalleria rusticana” de Pietro Mascagni (con la mezzosoprano Mairin Rodríguez Briceño como solista).

Las entradas gratuitas, con reserva online, se podrán obtener a partir de este viernes 15 de septiembre a las 12 horas, a través del siguiente enlace.

Las personas mayores de 65 años tendrán además la opción de reservar tickets de forma presencial, mediante un cupo de entradas destinadas a tal fin, también el viernes 15 de septiembre, de 12 a 18 horas, acercándose a la boletería del Teatro y presentando su DNI.

Sobre las obras que integran el programa

El único concierto para piano de Alexander Scriabin (1872-1915) fue compuesto en 1896 y estrenado al año siguiente en Odessa con el propio músico -que era además un eximio pianista- como solista.

Está estructurado en tres movimientos (Allegro-Andante-Allegro moderato), a la manera tradicional, y dura aproximadamente 28 minutos. Presenta no pocas dificultades técnicas de ejecución, sobre todo por la cantidad y la extensión de sus arpegios. Como otras obras pertenecientes a la primera etapa de producción de su autor, manifiesta influencias de Chopin y del romanticismo tardío.

Con solo 21 años de edad, Giacomo Puccini (1858-1924) escribió su “Messa di Gloria” como tesis de graduación en el Istituto Musicale Pacini. Se la conoce popularmente como “Misa de Gloria” aunque originalmente fue titulada “Misa a cuatro voces y orquesta”.

Tras su estreno en Lucca, en 1880, produjo una impresión muy favorable tanto en el público como en la crítica. La obra anticipa las virtudes que luego habrán de definir a Puccini como compositor lírico, ya que ofrece más de una muestra de la gran fuerza dramática que el músico sabrá insuflar más tarde a sus grandes creaciones operísticas.

Entre los fragmentos de la célebre ópera “Cavalleria rusticana” de Pietro Mascagni (1863-1945) que suelen brindarse por separado como parte del programa de conciertos, se incluye el Coro “Inneggiamo, il Signor non è morto” (“Alabemos, el Señor no ha muerto”). Este potente melodrama musical se dio a conocer en Roma en 1890 y, desde entonces, es considerado -junto a “Pagliacci” de Ruggero Leoncavallo- una de las dos grandes cumbres del llamado estilo “verista” dentro del género lírico.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias