Facundo Molares Schoenfeld
Reclaman la libertad de un periodista detenido por el régimen boliviano y en grave estado de salud

InfoBlanco

“Durante los acontecimientos violentos de noviembre en Bolivia, Facundo apareció internado en grave estado de salud, en coma inducido”, comienza la crónica sobre el calvario del periodista de la localidad bonaerense de San Miguel, que difundió la Agencia CTA.

Además, la CTA Autónoma señaló que Facundo fue detenido “en un gesto ilegal e inhumano y a pesar de su estado de indefensión”, y que se le inició una causa judicial “violentando el legítimo derecho a la defensa”.

“Su padre, Néstor Hugo Molares, denunció que Facundo fue llevado a la cárcel de Palmasola y de allí al penal de máxima rigurosidad de Chonchocoro, en El Alto a cuatro mil metros de altura padeciendo de híper tensión arterial, edema pulmonar, problemas renales y pérdida de visión, no tiene la atención mínima adecuada a su estado de fragilidad física, procesado en forma amañada, en un limbo judicial perverso y ahora con el riesgo cierto y cercano de la pandemia que tiene a la población carcelaria como una de las más vulnerables como bien ha hecho notar la Alta Comisionada para los Derechos Humanos Michelle Bachelet”, agregó la Agencia CTA.

“Nos sumamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y otros organismos de derechos humanos nacionales e internacionales para que las autoridades bolivianas brinden información sobre la vida de Facundo, le otorguen la libertad y le permitan el retorno a su patria para poder recuperarse junto a sus familiares, amigos y seres queridos. El mundo agradecerá este gesto de humanidad”, agrega el comunicado de la CTA-A firmado por su secretario general, Ricardo Peidro, y el de Internacionales, Adolfo Aguirre.



Comentá desde Facebook
Next Post

La investigación por espionaje en la Provincia abrió una Caja de Pandora que hace temblar a Cambiemos

La diputada bonaerense Susana González advirtió que el espionaje en la provincia de Buenos Aires durante el gobierno de María Eugenia Vidal fue "más grave que lo que pasó a nivel nacional”, y que “desde la dirección de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad no sólo se investigaba a los policías, sino a muchas personas”.