Entrevista a la directora del Hospital de Gonnet
“Todavía se puede evitar el estallido del sistema de salud pero debemos reaccionar ya”

Info Blanco

Info BLANCO SOBRE NEGRO entrevistó a Josefina Saintout, directora del Hospital San Roque de Gonnet y especialista en terapia intensiva.

El San Roque de Gonnet es un hospital interzonal con más de 150 camas. Para enfrentar a la pandemia, el gobierno bonaerense amplió su terapia intensiva que pasó de 8 camas a 22 camas. Actualmente, el 85% están ocupadas.

“La especialidad de terapia intensiva está atravesando una crisis desde hace muchos años. Es muy poco elegida porque se trabaja solo en guardias y las condiciones de trabajo son malas. Si no hay una fuerte apuesta política con incentivo salarial es una especialidad que tiende a desaparecer. Esto quedó de manifiesto en forma muy dolorosa durante la pandemia”, explicó a Info BLANCO SOBRE NEGRO, la intensivista y directora del Hospital San Roque de Gonnet, Josefina Saintout.

“Si bien hubo una inversión muy grande por parte de la Provincia en cuanto a equipamiento, insumo e ingreso de personal en los hospitales, el personal de terapia intensiva no se pudo agrandar mucho porque no hay terapistas. Este es un cuello de botella real que se hizo evidente durante estos días”, remarcó.

La directora el San Roque explicó que para atender la ampliación de camas críticas tuvieron que “echar mano a otras especialidades” bajo la coordinación de terapistas y señaló que de todos modos cada médico “está atendiendo el doble de pacientes de los que están acostumbrados a trabajar”.

“En la pandemia no atendemos sólo a pacientes críticos sino también a personas con neumonías moderadas que no evolucionan a la ventilación mecánica. Venimos trabajando sin licencia desde marco por lo que hay un gran agotamiento físico y mental”, advirtió Saintout.



Este martes, la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) publicó un comunicado en el que advirtió del inminente colapso del sistema de salud y llamó a la reflexión de la sociedad para evitar la multiplicación de las muertes por coronavirus.

“Vemos con mucha preocupación lo que está pasando, es como si existieran varias sociedades dentro de la misma. Por un lado, quienes incitan a las aperturas, a salir y a movilizar, otra parte de la sociedad que se cuida y por el otro los profesionales de la salud que nos estamos quedando sin nuestra fuerza de trabajo, algo que no se puede comprar”, reflexionó Saintout.

Sobre la situación de la terapia del San Roque, su directora detalló que la ocupación actual de camas críticas es del 85%. “Si no se hubiera esta fuerte inversión ya hubiéramos sido sobrepasados. El problema es que el personal especializado no acompañó ese incremento de camas porque no hay”, explicó.



“Esta lucha no la podemos dar solos”

La médica especialista en terapia intensiva y directora del Hospital de Gonnet aseguró que la salud “no es un problema que atañe sólo a los trabajadores del sector, es una cuestión colectiva”, y subrayó: “Esta lucha no la podemos dar solos si la sociedad no acompaña. Es difícil pedirle que se quede en casa a alguien que se tiene que ganar el mango pero pedimos que se mantenga el distanciamiento, se use el tapabocas en forma correcta, que se laven las manos y por sobre todas las cosas no salir porque sí”.

“Estamos convencidos que la única manera es disminuir la circulación para reducir los contagios y que no sucedan en forma simultanea porque harán estallar el sistema sanitario. Ya ni siquiera quiero hablar de colapso porque la verdad es que actualmente ya estamos colapsados porque un intensivista que atendía a 8 pacientes ahora atiende a 20”, alertó.

Y describió: “Las otras patologías se siguen atendiendo. Las enfermedades cardiovasculares siguen existiendo, ahora volvemos a tener un número importante de accidentados”.

“Los pacientes que llegan a terapia intensiva tienen una patología aguda, la gran mayoría requiere ventilación mecánica y requieren un médico, un enfermero y un quinesiólogo. Algunos pacientes deben ser colocados boca abajo para recuperar algo de la función pulmonar. Para eso se requieren tres o cuatro personas y luego hay que monitorearlos en forma permanente”, detalló Saintout.

Por otra parte, la médica destacó la resolución del ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, que ordenó la creación de Comité de Ética Asitencial en todos los hospitales.

“Se nos presentan muchos dilemas éticos, algo inherente a la especialidad. Las decisiones que se toman sobre un paciente no pueden quedar bajo la responsabilidad del médico de guardia”, explicó y aclaró: “Por ahora no ha pasado que no tuviéramos una cama con respirador para un paciente que lo necesita pero no sé hasta cuándo”.

Los sistemas de salud más robustos del mundo tuvieron que decidir qué pacientes se quedaban sin ventilación mecánica. Los pacientes con Covid-19 requieren muchos días en terapia, por lo que el ritmo de egreso no acompaña el de egreso. A los que mejor les va pueden estar 10 días pero algunos están 2 meses”, remarcó.

“Nosotros que lo vemos diariamente sabemos que esto no es un cuento. Hay un mecanismo inducido de negación y también de naturalización. Negar el riesgo lleva a tomar conductos que los ponen en riesgo a ellos y a terceros. Tampoco es real que mueren solo ancianos, vemos jóvenes morir por coronavirus o pasarla muy mal”, advirtió la directora del San Roque.

De todos modos, Saintout aseguró que “la situación todavía se puede revertir para no llegar al estallido del sistema”, aunque consideró que la sociedad necesita “reaccionar ya”. Para dar ese paso, consideró que debe “olvidarse esta grieta inventada y entender que es un tema de salud pública”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Con la firma de los referentes locales, el Frente Renovador de La Plata repudió los ataques a la familia Massa

Todo el arco político nacional se manifestó para repudiar el ataque.