La solidaridad no tiene edad
Un nene de 6 años, enamorado de África, cambia pinturitas por alimentos para los migrantes senegaleses de La Plata

Info Blanco

Nacho siente un gran interés por todo lo relacionado al continente africano y decidió ayudar a los migrantes senegaleses de La Plata que no están pudiendo trabajar.


A pesar de tener sólo 6 años, Nacho decidió iniciar una campaña solidaria a la que bautizó “Misión África” para ayudar a los migrantes senegaleses de La Plata que tienen cada vez más dificultades para trabajar y tampoco reciben ayuda estatal. La idea es cambiar cuadros pintados por él mismo por alimentos para esta comunidad.

En diálogo con Info BLANCO SOBRE NEGRO, Laura, la mamá de Ignacio, contó: “Cuando tenía 4 año Nacho empezó a investigar sobre África porque le gusta mucho. Siempre que encontramos a algún migrante senegalés, de Costa de Marfil o algún otro país africano, él se acerca para saludarlo y hablar un rato”.

El amor de Nacho por África es tan grande que empezó a estudiar a través de aplicaciones wólof, lengua nativa hablada en Senegal y Gambia. “También le encanta el fútbol así que conoce a todos los jugadores africanos”, aseguró su mamá.

Con la pandemia y los constantes operativos que impiden trabajar a los migrantes, dedicados en su mayoría a la venta ambulante, Nacho se preguntó cómo ayudar a sus amigos senegaleses.



“Empezamos a llevarles algunas cosas pero él quería ayudar a todos y nosotros no tenemos bolsillo para hacerlo porque yo soy profesora de teatro y mi marido acompañante terapéutico”, explicó Laura y continuó: “Así que le propuse que piense en un proyecto para que pueda solventar ese sueño”.

Así se le ocurrió lo de los cuadros. El jueves lo subimos a las redes sociales y la respuesta fue impresionante, realmente nos sorprendió”, remarcó su mamá. El proyecto solidario de Ignacio se puede encontrar en la cuenta de Instagram “Misión África”.

“Yo hago los marcos y los forro con tela y Nacho los pinta con témpera o plasticola. Vamos a tener que pensar en hacer una producción importante porque la respuesta de la gente nos superó. En una hora ya nos habían pedido 30 personas sus cuadros”, explicó la vecina del barrio Meridiano V.

Los cuadros de Nacho no se venden, sólo se intercambian por alimentos perecederos. “Él lo pensó como un truque como hacían los pueblos originarios. La gente se prende y dona varios alimentos o nos traen bolsas por más que todavía no tengan los cuadros”, destacó su mamá.



Y reflexionó: “La verdad que muchos pibes son más empáticos que muchos de nosotros. Se comunicó gente que no conocíamos y eso fue muy lindo”.

La iniciativa del niño fue recibida con mucha emoción por algunos de los integrantes de la comunidad senegalesa que en los últimos meses viene sufriendo una fuerte campaña de persecución y criminalización.

“Anoche le conté a uno de los chicos sobre lo que estaba haciendo Nacho aunque es difícil comunicarse por el idioma. Cuando entendió que era algo sólo para la comunidad senegalesa se re emocionó”, contó Lura y agregó: “Ellos trabajan para subsistir, son agradecidos, respetuosos y se conforman con muy poco”.

Nacho tiene tan claro sus planes relacionados con África que hace un tiempo comenzó a contactar distintas ONG’s que realizan misiones solidarias. El niño platense asegura que cuando sea más grande viajará a este continente tan castigado para desarrollar algún proyecto solidario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Una concejal de La Plata pide pistolas Taser para la policía

Una concejal de Juntos por el Cambio presentó un proyecto solicitando que se dote con estas armas a la policía de La Plata.