Dolor e indignación
Un platense no pudo ingresar a Chivilcoy a despedirse de su padre: cuando reconocieron el “error” ya había muerto

Info Blanco

Su papá agonizaba en un geriátrico. El viernes no lo dejaron entrar. El intendente dijo que se equivocaron y le pidió que volviera. Su padre murió mientras viajaba.

Claudio Parente es oriundo de Chivilcoy pero vive en La Plata desde hace años. El viernes fue a despedirse de su padre que agonizaba en un geriátrico de una enfermedad que no es Covid-19. A pesar de tener todos los permisos no lo dejaron entrar.

Después, el intendente Guillermo Britos lo llamó, le reconoció que fue “error” y le dijo que volviera. Este sábado, mientras estaba en la ruta viajando hacia dicha localidad del interior bonaerense le comunicaron que su padre ya había muerto.

En diálogo con Info BLANCO SOBRE NEGRO Claudio Parente aseguró: “Ellos reconocieron el error pero fue tarde. El viernes me tuvieron retenido dos horas en el ingreso y me tuve que volver. Cuando estaba llegando a La Plata me llamó el intendente y me dijo que se habían equivocado y que él no estaba enterado”.

“Yo sólo necesitaba 5 minutos para darle un beso a mi papá que estaba agonizando. Me tuvieron retinado dos horas, pasaban un montón de autos y no paraban a nadie. Son unos chantas”, expresó con enojo el vecino de La Plata.

Este sábado por la mañana, Claudio emprendió nuevamente viaje hacia Chivilcoy. Mientras estaba de viaje recibió un llamado y le comunicaron que su padre había muerto.

“Hoy ni siquiera me pararon en el ingreso, estaban todos los policías comiendo. Cuando entré los insulté porque estoy muy enojado. Al intendente le mandé un mensaje agradeciéndole por la estupidez que había hecho”, contó Claudio que a pesar del perjuicio que le generó el municipio no analiza iniciar acciones legales.

“A los policías les dije que obligan a que la gente a decir cualquier cosa. Tendría que haber mentido en el ingreso, decir que iba a cuidar a mi madre y me dejaban pasar. La policía me reconoció que si decía eso no me retenían. No me dejaron pasar por contar la verdad y decir que iba al geriátrico”, aseguró el damnificado.

Su padre padecía alzehimer y ni siquiera era paciente sospechoso de Covid-19. Claudio había tramitado el permiso nacional para circular y además contaba con certificado del médico a cargo del geriátrico en el que figuraba que su padre se encontraba en estado agonizante.

“Desde que arrancó la pandemia lo visité solo dos veces para respetar todos los protocolos y no poner en riesgo a nadie. Mientras estuve retenido, el médico habló con los integrantes del comité y los policías pero a nadie le importó. El intendente dice que no sabía nada pero estoy seguro que es mentira porque me tuvieron dos horas y consultaron con todo el pueblo”, aseguró Claudio.



La explicación del intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos

Ante la escandalosa situación, el intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, tuvo que salir a hablar del episodio. “Si bien hay una directiva y un acuerdo de la Secretaría de Salud y propietarios de hogares de adultos mayores que no permite las visitas para prevenir contagios, si alguien viene con un permiso nacional, la responsabilidad la asume la persona cuando firma una declaración jurada y del propietario del geriátrico que le permite el ingreso”, aseguró el jefe comunal.

Y contó: “Ya anoche le pedí disculpas, de ninguna manera se le debía haber prohibido el ingreso. Lamentablemente anoche habíamos acordado que hoy venga con el permiso correspondiente y su padre falleció por lo que no hay ninguna palabra que sirve como consuelo. Si bien me enteré cuando trascendió y hablé para pedir disculpas y que viniera, soy el responsable de la municipalidad y asumo el cargo y tomaré todas las medidas que hagan falta para que esto no vuelva a ocurrir”.

“Todos tienen en claro qué hacer, lo que no pueden hacer es tomar esas decisiones pero en este caso, no es responsabilidad de ningún empleado. Vamos a chequear y tomaremos las medidas que haya que tomar”, concluyó.



Comentá desde Facebook
Next Post

Entró a la Comisaría de Ensenada, prendió fuego una moto y se fue caminando hasta que lo atraparon por fanfarrón

El lugar quedó devastado y tiznado por la densa humareda que cubrió el inmueble.