Ocurrió en Coronel Suárez
Una mujer policía fue mordida por un gato y murió de rabia: hacía 40 años que no sucedía en la Provincia

Info Blanco

Zaira Jaqueline Di Giorgio de 33 años falleció hace una semana. En las últimas horas se confirmó que estaba infectada con el virus de la rabia.

La muerte de una mujer policía en Coronel Suárez marca una preocupante alarma sanitaria. Hacía 40 años que no se producía una muerte por rabia humana en la Provincia de Buenos Aires y 13 años que no sucedía en el país.

Zaira Jaqueline Di Giorgio se encontraba hospitalizada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Municipal de Coronel Suárez, con un cuadro de encefalitis que le ocasionó un severo deterioro cognitivo.

La mujer de 33 años había sido mordida por un gato asilvestrado en marzo. En ese momento no recurrió a la atención médica hasta que empezó a sufrir síntomas. Los primeros estudios para determinar si la paciente padecía rabia habían dado negativo pero la autopsia confirmó el preocupante diagnóstico.

La sargento falleció el pasado viernes. En Argentina no se habían registrado casos de rabia humana desde el 2008, cuando un niño de 8 años, residente en la provincia de Jujuy, falleció por una encefalitis producida por el virus de la rabia. El diagnóstico se realizó mediante la detección de anticuerpos en suero y se confirmó por inmunofluorescencia en el cerebro.

Di Giorgio había consultado al servicio de salud local el pasado 18 de abril por un cuadro de debilidad en miembros superiores y alteración de la sensibilidad. En los días posteriores se agregaron síntomas de excitación psicomotriz, cefalea, fotofobia, alteración sensorial y midriasis, que evolucionó en un deterioro del nivel de la conciencia llegando al estado de coma.

Durante un contacto con sus familiares surgió como antecedente la mordedura por un felino no doméstico a principios de marzo. El 6 de mayo se remitieron al Instituto Nacional de Microbiología Dr. Malbrán muestras de líquido cefalorraquídeo, saliva y biopsia de piel.

Se sospechaba que la paciente estaba sufriendo de encefalomielitis rábica, pero los estudios no arrojaron datos concluyentes. Finalmente, la autopsia confirmó el cuadro.

Desde el área de Salud municipal confirmaron el caso y mencionaron que se extremarán los cuidados ante personas mordidas por sus mascotas. La Municipalidad realizó una campaña de vacunación antirrábica en un radio de 500 metros del lugar en donde fue mordida, con la colaboración de los veterinarios particulares.

El Colegio de Veterinarios bonaerense viene advirtiendo desde hace años respecto al aumento de casos de murciélagos con rabia en todo el país. Lo más preocupante es que ya se registraron varios pasajes de la variante de virus rábico aérea, endémica en los murciélagos insectívoros, a especies terrestres, como gatos y perros.

 



Comentá desde Facebook
Next Post

Un equipo de la Facultad de Informática elaboró un manual para enseñar ciencias de la computación

Destinado a docentes de escuelas secundarias.