lunes 22 de julio de 2024 - Edición Nº -2056

Política | 23 jun 2024

ENTREVISTA

La justicia es menos justa con los pobres: un dirigente de Corrientes comparó el caso Loan con el de la nieta de un zar del juego

En esa oportunidad, ordenaron medidas preventivas en Chaco y en Misiones para impedir que los captores salieran del país por las zonas fronterizas con la nieta del empresario. Finalmente, después de cinco horas de estar cautiva, fue abandonada en la puerta de una escuela.


Por: Nicolás Harispe

Fabrizio Bin, dirigente del Partido Justicialista de Corrientes, también es el secretario general del Movimiento Evita en esa provincia. 

La desaparición de Loan ocurrió en Nueve de Julio un pueblo ubicado a poco más de 100 kilómetros de la ciudad de Corrientes. Es una localidad "muy chica y signada por un desarrollo rural pequeño", describió Bin en diálogo con Info Blanco Sobre Negro.

El referente peronista fue consultado por este medio para conocer su opinión sobre el papel que vienen desempeñando en la búsqueda de Loan el poder político, la justicia y las fuerzas de seguridad, así como el rol de esas instancias del estado durante los momentos posteriores s a su desaparición. 

“Independientemente de que en estas situaciones me reservaría las opiniones personales, siendo objetivo creo que es una locura el accionar de la justicia provincial”, señaló Bin en el comienzo de la entrevista.

“Yo no podría determinar de quién es la responsabilidad, pero el primer problema que tuvimos fue que la Justicia provincial fue muy lenta. El segundo problema recae sobre cómo se desarrolló el operativo policial. Desde un comienzo el comisario fue muy tarde a la zona. De hecho es un comisario polémico, que fue  trasladado desde otra jurisdicción. Y lo tercero lo voy a explicar con un ejemplo: el de la desaparición hace unos años de la nieta de un poderoso empresario”, continuó el dirigente correntino.

Hacía referencia al secuestro de una nieta de 2 años de Jorge Goitia, el zar del juego de esa provincia. 

Según publicó la agencia de noticias Télam en aquella oportunidad, Alejandra Moncada, directora del jardín maternal al que concurría la nieta de Goitia, declaró que una mujer que retiró a la niña y la secuestró "era de tez blanca, con el pelo recogido y teñido de rubio, y que vestía bufanda blanca y gris, y una campera clara".

Mientras estuvo cautiva la menor, el juez Soto Dávila ordenó a la Gendarmería Nacional hacer un importante operativo de seguridad para evitar que la sacaran de Corrientes. También ordenó medidas preventivas en Chaco y en Misiones para impedir que los captores salieran del país por las zonas fronterizas con la nieta del empresario. Finalmente, después de cinco horas de estar cautiva, la niña fue abandonada en la puerta de una escuela en el barrio San Gerónimo.

En resumen, la respuesta que hubo de parte de todos los estamentos del estado provincial fue tan rápida y contundente que el entonces ministro de Seguridad correntino, Pedro Braillard Poccard, dijo que los delincuentes decidieron abandonar a la niña por el operativo policial desplegado y por la difusión del caso en los medios de comunicación y en las redes sociales.

En esa oportunidad, el poder político y judicial desplegaron inmediatamente todo su potencial y la investigación tuvo un desenlace feliz, rápido, y que dejó satisfecha a la familia del empresario. 

En el Caso Loan ocurrió todo lo contrario desde el primer minuto. Otra vez, el poder del estado parece no velar por los derechos de las familias humildes, tanto como por los de las más acomodadas. 

Por eso,  el entrevistado destacó la doble vara con el que se abordaron ambas investigaciones.

"En esa oportunidad, tanto el rol  de la Justicia como el accionar general del gobierno  fueron muy efectivos. Cerraron herméticamente la provincia y la chica apareció. En el fondo siempre hay un análisis que es el mismo: tristemente la Justicia es más ágil para un sector pudiente de la sociedad, y muy distinta para sectores marginados, como está pasando con Loan”, señaló Bin.

Y agregó: “El primer problema que tenemos los correntinos es un problema de humanidad, porque independientemente de los recursos con los que cuenta una familia o la otra, el accionar general debiera ser el mismo”. 

“Con eso sintetizaría el caso”, añadió el entrevistado, y continuó: “Después, más allá de la cantidad de imputados que hay hoy, no podemos determinar si existe o no una complicidad familiar, si existe convivencia policial, judicial o provincial. La única certeza es que Loan sigue desaparecido y que este va a ser un caso muy fuerte en Corrientes porque la sociedad está pidiendo a gritos que aparezca. Seguramente a medida que vayan pasando los días van a haber muchas teorías, porque los medios nacionales están siguiendo muy de cerca el caso, y también va a haber mucha confusión. Yo tengo muchas dudas  sobre el accionar policial”.

 

- Info Blanco Sobre Negro:  Si esto hubiese ocurrido en Formosa, hoy todos los medios de comunicación acusarían a Gildo Insfrán, y si hubiese ocurrido en la ciudad de Buenos Aires señalarían a la policía de la ciudad o hablarían de la responsabilidad de Jorge Macri. Pero acá nadie menciona al gobernador Gustavo Valdés, ni explica cómo omitió dar  la orden de cerrar los accesos o salidas de la provincia. ¿Qué opina? 


- Fabrizio Bin: Es entendible, porque el primer paso que hay que dar es ese, que implica tener el control para que nadie salga o entre sin revisar cada vehículo. Es más probable que si estamos transitando un caso de trata, los captores hayan  tenido más posibilidades de dejarlo (a Loan) en algún lugar que avanzar con la retención. Porque la verdad es que solo Dios sabe por qué la provincia actúa en algunos casos con una vara y en otros con otra. Hoy los correntinos están esperando respuestas por Loan, que podría ser el hijo de cualquiera de nosotros.

- Info Blanco Sobre Negro: ¿En Corrientes hay más redes de trata?

Hay una opinión muy fuerte que va en esa línea por las pruebas que van apareciendo, hasta cómo se van desenvolviendo las contradicciones de las personas que lo vieron antes de su desaparición. Entonces, por supuesto que se sospecha que sí.
Pero estas redes existen en todo el mundo, no son selectivas, simplemente se desarrollan en la base de las oportunidades. Esto sería mucho más difícil hacerlo en Capital Federal, pero tal vez sería más sencillo hacerlo en una localidad rural de la provincia de Buenos Aires, como ha pasado en Corrientes. La localidad donde pasó esto es rural, muy pequeña, allí es algo normal que los chicos hagan mandados solos. Este tipo de delitos ocurren donde nadie piensa que pueden ocurrir. Tal vez montar toda esta ingeniería en una ciudad grande es más difícil, sobre todo por la ayuda de las nuevas tecnologías. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias