martes 06 de diciembre de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 20 nov 2022

El Mundial de Mussolini: Argentina con suplentes, un partido que se jugó tres veces y la sombra del "Duce" en Italia 1934

El certamen más "bombeado" de toda la historia.


Este domingo comienza el Mundial de Fútbol Qatar 2022 y el primer partido será a las 13 horas entre el anfitrión y Ecuador por el Grupo A en el Estadio Al Bayt.

Días atrás Info Blanco Sobre Negro publicó una nota sobre el primer Mundial de futbol que se disputó en Uruguay en el año 1930. Pero mucho más bizarro, burdo y amañado fue el jugado en Italia en el año 1934. 

Un campeonato  que, según se cuenta en el libro "Historia de los mundiales 1930-2014", le sirvió al dictador Benito Mussolini para instalarse como líder europeo y que tuvo varias bajas entre las selecciones. Una de ellas fue Uruguay, primer campeón en la historia de los mundiales que no defendió el título en venganza por el boicot europeo realizado parcialmente cuatro años antes. En ese campeonato los "charrúas" le  devolvieron el mal gesto a los organizadores italianos, que fueron uno de los que no jugaron en 1930. 

Los otros países que no participaron en el mundial de Italia fueron Inglaterra, Escocia, Irlanda y Gales, luego de que la Asociación de Fútbol que representaba dichas selecciones decidiera no viajar.

"Las asociaciones de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda tienen bastante que hacer con la organización de su campeonato internacional, el cual pienso es mejor que el campeonato mundial que se jugará en Roma", señaló el integrante de la Asociación Charles Sutcliffe.

En el caso de Argentina, si bien participó decidió jugar con un equipo suplente en protesta por la nacionalización de sus tres mejores jugadores de parte de Italia: Luis Monti, Raimundo Orsi y Enrique Guaita. 

Según recuerda el libro "La historia de los mundiales 1930-2014", para muchas personas ese Mundial contó con un favoritismo nada disimulado en favor del anfitrión, que finalmente salió campeón.

Incluso, el árbitro que dirigió la semifinal y la final fue criticado tras conocerse que en la previa de ambos encuentros se había reunido con el mismísimo Mussolini. 

Otro dato curioso de ese Mundial fue que en los cuartos de final los ocho equipos fueron europeos. En uno de los cruces, el que jugaron España e Italia, hubo un empate. Y de acuerdo a las reglas de la época debieron jugar nuevamente al otro día, donde siete jugadores españoles no pudieron estar por las lesiones derivadas del primer partido, en el que los italianos hasta le quebraron una costilla al arquero rival. Y expulsados no hubo ninguno. Ese segundo segundo encuentro lo ganó Italia 1 a 0.

Por último, hubo un encuentro más insólito aún. En el partido por el tercer puesto entre Alemania y Austria, como los capitanes no se ponían de acuerdo sobre quién debía cambiar de camiseta y usar una auxiliar, ambos equipos comenzaron el juego vestidos con remeras similares. Recién cuando Alemania se puso 12 a 0 en el marcador los austríacos fueron corriendo a colocarse camisetas del Club Nápoles. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias