miércoles 08 de febrero de 2023 - Edición Nº 29.188

Información General | 15 ene 2023

Tarde y con críticas por la demora, finalmente apartaron a la Bonaerense de la investigación del caso de Lucas y Lautaro

El Ministerio Público de la Provincia de Buenos Aires ordenó quitarle a la policía bonaerense la investigación del caso de Lucas Escalante y Lautaro Morello. Para que se dictara esa medida (que debería haberse ordenado hace varias semanas) las familias de ambos jóvenes tuvieron que marchar reiteradas veces a las fiscalías de Florencio Varela. Y los avances en la investigación ya no dejaban más margen para esa inexplicable dilación.


El Ministerio Público de la Provincia de Buenos Aires ordenó quitarle a la policía bonaerense la investigación del caso de Lucas Escalante y Lautaro Morello.

La medida que dictó fiscal Mariana Dongiovanni se fundamentó en que los dos detenidos son familiares de un comisario mayor Cristian Centurión, una situación que no es nueva y tampoco explica por qué demoró tanto tiempo en separar a esa fuerza de seguridad. Lo venían reclamando familiares, allegados, amigos y conocidos de las víctimas, y numerosas entidades vinculadas a los derechos humanos.

Ahora, según fuentes judiciales, realizan pericias en el teléfono del comisario para establecer el tráfico de llamados y mensajes realizados la noche que Lautaro Morello, de 18 años y Lucas Escalante, de 26, fueron vistos por última vez.

 

El caso

El cuerpo de Lautaro fue encontrado calcinado una semana después de que se denunció su desaparición.

Estaba a 1200 metros del lugar en el que había sido encontrado quemado, un automóvil BMW 135 de Lucas, en la ruta provincial 53.

El sitio está a siete kilómetros de la casa del comisario mayor Francisco Centurión, cuyo hijo Cristian era la persona a la que el joven desaparecido se refería en los diálogos telefónicos sobre los vales de combustible que iban a entregrale a cambio de no se sabe qué.

Esa es una de las claves de la investigación: ¿qué intercambio iba a haber por esos vales? ¿O se generó una controversia por otro tema y la quitaron la vida a, por lo menos, Lautaro Morello? Lucas, que era quien buscaba conseguir esos vales, sigue desaparecido.

Poco antes de apartar del caso a la Dirección Departamental de Investigaciones de Quilmes (DDI) para que la investigación quede a cargo de la Policía Federal, la fiscal solicitó la prisión preventiva para el hijo del comisario, identificado como Maximiliano Centurión.

La principal hipótesis que manejan los investigadores sigue siendo la de un circuito de comercialización de vales de nafta, que podría ser el motivo por el cual Lautaro está muerto y Lucas sigue desaparecido.

Según afirman, Escalante y uno de los detenidos estarían vinculados con la venta ilegal de los tickets de carga de combustible para los patrulleros de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias