sábado 22 de junio de 2024 - Edición Nº -2026

Universidad | 16 may 2023

¿Cuántas toneladas de soja hay que sembrar para igualar lo que vale un satélite?

Una pregunta que lanzó el decano de Ingeniería, Marcos Actis, en una conferencia que brindó Verónica Garea, titular de la empresa INVAP en La Plata, y que sirve para pensar en un modelo de desarrollo impulsado por la ciencia y la técnica.


“Quienes hacemos ingeniería transformamos el conocimiento en cosas concretas que le cambian la vida a las personas”, destacó la ingeniera nuclear Verónica Garea, presidenta de la Fundación INVAP. Lo hizo en una charla que brindó en la Facultad de Ingeniería de la UNLP.

Egresada del Instituto Balseiro, Garea es también doctora en Física de Ingeniería. En su presentación, realizada en el Aula Numa Tapia, disertó acerca de la ingeniería como una herramienta para la transformación de la realidad.

Frente a un gran número de estudiantes se explayó acerca de la historia de la empresa estatal y los alentó a sumarse a la convocatoria del primer Concurso Nacional a las Mejores Tesis de Ingeniería del país, que promueve la compañía donde trabaja desde hace 23 años.

“Nuestro propósito es contribuir a la transformación de la realidad argentina. Somos una empresa del Estado que lleva adelante proyectos tecnológicos complejos y estratégicos. En este momento, trabajamos más de 1700 personas. Más del 85 por ciento somos profesionales con perfil técnico, ingenieros e ingenieras y de todas las provincias del país”, detalló Garea, que también forma parte de Women in Nuclear Global, una asociación que reúne a mujeres involucradas en diversos campos de la energía nuclear.

La ingeniera relató los inicios de INVAP, fundada en 1976 en San Carlos de Bariloche (Río Negro), y de su crecimiento a lo largo del tiempo, los desarrollos y proyectos que se llevan adelante, y sobre el funcionamiento interno de la firma. 

“Nosotros hacemos reactores nucleares de investigación, es nuestro producto bandera”, expresó. También se refirió al desarrollo de la tecnología de radares, lo que permitió la radarización del espacio aéreo argentino y tuvo un impacto positivo en la reducción de los tiempos de vuelo.

Una nueva apuesta fuerte de INVAP está relacionada al campo de la salud. “Podemos integrar sistemas médicos y construir centros médicos de alta complejidad, fundamentalmente, basados en medicina nuclear para la aplicación de radiaciones para el tratamiento y diagnóstico de enfermedades”, resaltó.

Entre los proyectos en marcha Garea mencionó el Centro Argentino de Protonterapia (Cearp), que será inaugurado en el Hospital Roffo de Buenos Aires. “La protonterapia es la tecnología en materia de medicina nuclear más avanzada. Y poder tener un centro así en Argentina es todo un logro”, afirmó.

Orgullosa de los avances de la compañía, la ingeniera recordó que cuando ingresó a trabajar en INVAP en el año 2.000 eran solo 300 personas. “La empresa creció y hay mucha gente joven trabajando. Lo que nosotros hacemos y nos divertimos haciendo tiene un impacto enorme. Quienes hacemos ingeniería transformamos el conocimiento en cosas concretas que le cambian la vida a las personas. Si hacen un repaso durante el día de las cosas que usan y que les mejoran la vida a ustedes y a sus familias, van a ver que hay ingenieros e ingenieras que pasaron por la historia de esas cosas y que las hicieron posibles. Eso es lo que queremos transmitir y que ustedes también pueden ser parte de esta idea de la ingeniería como transformación de la realidad”, alentó a los alumnos y alumnas presentes.

En ese marco, los convocó a participar del concurso de tesis que busca reconocer el talento argentino. “Para cuando les toque presentar la tesis o si tienen amigos o amigas que se recibieron este año o el año pasado y que presentaron la tesis en la Facultad, que la manden al concurso. Búsquennos, porque vamos a seguir con este concurso. Queremos mostrar el trabajo que se hace en las universidades, porque sabemos que va en la línea de lo que hacemos y queremos mostrar que se puede construir desde ahí”, resaltó.

Una ingeniería que abre sus puertas a la diversidad

La charla de la presidenta de la Fundación INVAP fue presentada por el decano de la Facultad de Ingeniería Marcos Actis y organizada en conjunto con la Prosecretaría de Asuntos Estudiantiles.

“Verónica es una luchadora por el tema de la inclusión, de que el cupo femenino aumente, pero que lo haga bien. No es solamente tener más mujeres, sino mujeres que se encarguen, dirijan y sean gestoras de cosas”, declaró Actis.

El decano afirmó que la formación que se ofrece a los estudiantes en la Facultad es de especialidades que sirven para solucionar problemas a la gente. En ese sentido, sostuvo que “tenemos que ayudar para que se conozcan nuestras carreras, para tener más chicas cursando. Eso de a poco se está logrando y estamos muy contentos. Tenemos datos de que ingresan menos mujeres que varones, pero son las jóvenes las que se reciben más. Rinden mejor”, aseguró.

En esa misma línea, Garea manifestó que “la ingeniería no tiene cara de mujer. Por ahí en algunos lugares más que en otros, pero en general no. Y nosotros creemos que la ingeniería necesita que todas las personas puedan aportar a la transformación de la realidad. Nosotros como empresa estamos todo el tiempo buscando mujeres”.

La ingeniera brindó un diagnóstico de la situación. “De las 1700 personas que estamos en INVAP sólo un poco más del 20 por ciento somos mujeres. Está aumentando, pero el grueso es personal administrativo y en las gerencias la mayoría son varones”, detalló.

“Nosotros creemos que este mensaje que tenemos es poderoso, no solamente porque propone un modelo de país diferente, sino que propone una ingeniería que abre sus puertas a la diversidad”, aseveró y contó las nuevas medidas tomadas por la empresa con el fin de que INVAP “sea un lugar apto para todos quienes quieran desarrollar ingeniería”.

El decano de Ingeniería, que además fue convocado como jurado en el Concurso Nacional a las Mejores Tesis de Ingeniería, manifestó su satisfacción por el crecimiento de la compañía. “Ojalá alguno de ustedes aspire a trabajar en INVAP. Ir a sus instalaciones es realmente sentirse orgulloso de ser argentino”, sostuvo.

“Una reflexión que hago a menudo es que la tecnología da valor agregado a las cosas. El satélite geoestacionario hecho con INVAP, de 3.000 kilos, sale unos 250 millones de dólares. ¿Cuántas toneladas de soja tenemos que sembrar para igualar lo que vale un satélite? La tecnología no tiene techo. Es preferible vender fideos a vender trigo. Todas esas cosas las hacen los ingenieros. Ustedes, que van a ser la clase dirigente el día de mañana, tienen que procurar que la tecnología se desarrolle en el país y que vendamos productos elaborados, no primarios. No como ahora que el litio se nos va como carbonato, sino que el litio sea exportado como batería. Todas esas pequeñas cosas las podemos transformar desde la ingeniería, pero nos tenemos que comprometer”, alentó el decano.

El director de Asuntos Estudiantiles Sebastián D’Alessandro, la presidenta de la Fundación INVAP Verónica Garea, el decano de Ingeniería Marcos Actis y el prosecretario de Asuntos Estudiantiles Martín Zuliani

 

INVAP informó que la fecha de cierre de la convocatoria para participar del Concurso Nacional a las Mejores Tesis de Ingeniería se extendió hasta el 30 de junio. Pueden presentarse tesis de trabajo final, de maestría y de doctorado. Para más información, los interesados pueden contactarse con la Prosecretaría de Asuntos Estudiantiles al mail [email protected].

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias