domingo 23 de junio de 2024 - Edición Nº -2027

Información General | 23 may 2023

Una encuesta señala que todavía fuma 1 de cada 5 adultos del país, la mitad de ellos intenta dejar y solo un 4% lo logra

Se acerca el 31 de mayo, Día Mundial sin Tabaco. En esa fecha se insta a que los gobiernos y organismos públicos a garantizar políticas públicas para revertir el problema: un 50% de los fumadores intentó dejar de fumar en el último año, pero sin apoyo para lograrlo solo el 4% de los intentos tuvo éxito.


La epidemia de tabaquismo es una de las mayores amenazas para la salud pública en el mundo. Mata a más de 8 millones de personas al año, de las cuales más de 7 millones son consumidores directos y alrededor de 1,2 millones son no fumadores expuestos al humo ajeno.

En nuestro país, según la 4ta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, la prevalencia de consumo de tabaco (cigarrillos) muestra un sostenido descenso desde 2005.

Aunque son cifras alentadoras, todavía fuma 1 de cada 5 adultos del país; 1 de cada 5 trabajadores permanece expuesto al humo de tabaco en su lugar de trabajo y casi la mitad de la población vio publicidad de tabaco en los puntos de venta de cigarrillos.

Acompañando estas tendencias, un 50% de los fumadores intentó dejar de fumar en el último año. Sin apoyo para dejar de fumar, solo el 4% de los intentos funciona. El acompañamiento profesional puede duplicar con creces las probabilidades de éxito para abandonar el tabaco.

“El 70% de los pacientes ve a su médico de cabecera una vez al año y el 50% a su odontólogo, pero el porcentaje disminuye ampliamente cuando nos preguntamos cuántos pacientes acuden anualmente al neumonólogo. El objetivo de aliarnos con la SAP es apoyar a los odontólogos y periodoncistas en la recomendación de dejar de fumar que dan a sus pacientes, brindando además la posibilidad de dar seguimiento con especialistas en cesación tabáquica”, explicó la médica neumonóloga Cristina Borrajo, coordinadora de la Sección Tabaquismo de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria.

Esa entidad señaló que "el tabaquismo daña casi todos los órganos de nuestro cuerpo", y que "cada cigarrillo contiene más de 5 mil productos tóxicos", por lo que "cualquier forma de consumir tabaco (fumado o masticado) implica su ingreso al organismo a través de la boca, primer órgano de impacto cuando se fuma".

“Las personas que fuman tienen tres veces más posibilidades de tener enfermedades en las encías que un no fumador, y de responder menos a los tratamientos. El tabaquismo compromete la actividad inmune en la boca y favorece una mayor destrucción de los tejidos de soporte dentario”, especificó  Alejandra Patricia Tortarolo, Odontóloga Periodoncista integrante de la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Periodoncia.

En el mundo se reportan alrededor de 8 millones de muertes al año por enfermedades relacionadas con el tabaquismo según la OMS. Todas estas enfermedades se pueden prevenir si se abandona el tabaco a tiempo, además, cuando ya se ha producido algún tipo de daño, se puede revertir o mejorar. De ahí la importancia de tomar la decisión de dejar de fumar: vivir más y mejor.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias